viernes, 4 de julio de 2014

Miss Sarajevo...

Fui a Sarajevo, ciudad que no conocía, gracias a la invitación de Bernard-Henri Levy, un gran amigo, que es filósofo y escritor, muy ecléctico y famoso por sus compromisos sociales y políticos.
En esta oportunidad se estrenó "Hotel Europa", un monólogo con el gran actor Jacques Weber.
Aprovechando ese evento, nos quedamos todo el fin de semana, junto a un grupo simpático de amigos y periodistas que hicieron el viaje con nosotros desde París.
Además, el sábado 28 se cumplían los cien años del atentado contra la vida del archiduque Francisco Fernando de Austria y de su esposa, episodio que dio luego origen a la Primera Guerra Mundial. La ciudad estaba muy animada con la visita de varios presidentes, como el de Croacia y Austria, entre otros.
Sarajevo sufrió una durisima guerra, entre 1992 y 1995, asediada y bombardeada, con más de 10.000 muertos.
Hoy en día quedan algunos rastros de esa época: edificios con los muros llenos de los impactos de las balas, como he visto también en Beirut. Pero se ha reconstruido mucho, y la ciudad tiene su encanto.
Un poco de modernidad, un poco de Mitteleuropa, mucho verde.
Los habitantes de Bosnia quisieran formar parte de la Comunidad Europea y están juntando un millón de firmas para elevar esa petición.
De verdad me encantó la ciudad y la buena predisposición de su gente. Fuimos a ver el partido Brasil-Chile en un bar de la peatonal (boicoteamos el concierto de la Filarmonica de Viena por eso). No había barreras idiomáticas:el fútbol, un amor en común.
No se si volveré algun día, pero disfruté del viaje y de esta experiencia...