viernes, 17 de enero de 2014

Rendez-vous en Punta...

Con el último número de la revista Mustique ya en los kioscos, les dejo aquí la nota que escribí sobre mi querida Punta del Este…
Los lugares son como íntimos amigos, irremplazables testigos de nuestras vidas.
Algunos nos vieron crecer, otros son contemporáneos de nuestra madurez. Otros,  más bien, nos verán desaparecer. Raros, muy raros, son aquellos que nos acompañan a lo largo de toda nuestra existencia.
Para mí, Punta del Este es uno de ellos.
Llegué muy joven, después volví ya grande y sus playas, sus olas desencadenadas, sus noches encantadoras me acompañarán, sin dudas, hasta muy tarde en mi vida.
Es por esto que aquella lengua de tierra y arena, esa tierra de caballos y de teros, merecen mi consideración particular, normalmente destinada a aquellos que nos precedieron y que nos seguirán…..
Cuando aterricé en Punta por primera vez era una teenager y me encontré, no sé por qué razón, paseando por Gorlero, esa arteria de la ciudad que no es ni bella, ni fea, y una gitana (todavía hoy hay varias) me quiso leer la palma de la mano. No les contaré los que vio, pero todo se reveló exacto: desde las alegrías a las tristezas…
Creo que una gran mayoría de los hechos más importantes de mi vida han pasado en ese lugar de Uruguay… He visto crecer Punta en todo sentido: vertical y horizontal.
Recuerdo las primeras torres del centro. He vivido años en el Torreón y conllevado la vida que va con esa ubicación: paseos y compras por Gorlero, playa Mansa para tomar sol, cine Lido a la noche. Las fiestas más importantes se realizaban en el Cantegrill. Los restaurantes donde comíamos eran Andrés, en el Vanguardia, y la Bourgogne, que sigue siendo, veinte años después, un « it » de la gastronomía.
Era todo un viaje ir hasta la Barra (pasar un puente que llamábamos “el corpiño”!) que se perfilaba como sitio de moda. Ni que hablar de José Ignacio, que era un pueblito de pescadores, donde algún que otro excéntrico había decidido instalarse.
De a poquito empezó mudarse todo cada vez más hacia el noreste. Abandonamos la punta para una vida más exclusiva y sofisticada en casas… a veces alquilábamos en Rincón del Indio, otras a orillas del arroyo o en Punta Piedras.
Me gustan las vacaciones donde se pueda unir el placer de la naturaleza y la cercanía del mar. Lo grande de Punta es que se puede hacer la vida que uno quiere. Levantarse temprano, dedicarse a los deportes, aprovechar el mar… o acostarse a la misma hora que los otros se despiertan, previo desayuno de medialunas calientitas o churros con dulce de leche. Dormir todo el día y darse una vuelta por las playas para ver los increíbles atardeceres, considerados entre los más bellos del mundo. Y volver a iniciar una noche de boliches y fiestas.
Si tuviera que destacar dos elementos típicos de la mítica Punta, diría sin dudas, las playas y las fiestas. Debido a su privilegiada situación geográfica, tiene playas para todos los gustos. Más de 30 kilómetros que empiezan en la Mansa, siguiendo por la Brava, para terminar en la balsa de la laguna Garzón.
A comienzo de los 80, Punta empezó a hacer famoso por las fiestas, que eran pequeñas reuniones para contados invitados. Los asados en la Villa d’Arenberg se convirtieron en veladas cada vez más lujosas y temáticas (la “greco-romana”, “sueño de una noche de verano”, etc). En la segunda mitad de los 90, fueron los ricos brasileros, como Alexander Grendene y, sobre todo, Gilberto Scarpa, que se adueñaron de los ágapes.
Inolvidable la de Scarpa en Enero del 1996. Contingentes de invitados extranjeros, incluida Catherine Deneuve y Gina Lollobrigida, aristócratos como los duques de Orléans, y hasta la viuda del presidente de Indonesia, Dewi Sukarno.
Un pavillon reconstruido como un palacio francés, homard traído del Maine como plato principal y champagne Dom Perignon para los casi mil invitados. Eran otras épocas, sin crisis económicas…
El comienzo del siglo XXI trajo otro fenómeno: las fiestas publicitarias.
Así la temporada comienza cada 27 de Diciembre, en el Parador de la Huella, en José Ignacio, con la fiesta Lacoste y. Simbólicamente, termina el segundo domingo de Enero con la fiesta Fiat en Tequila, en la Barra. En el medio, la fiesta blanca de Chandon, la de Gente en el Conrad, la de Caras en Solanas.
Muchas cosas han cambiado desde mi primera llegada. En aquella época los hoteles eran pequeños y familiares, como la Posta del Cangrejo o l’Auberge.
Luego se construyó el gigantesco Conrad (Casino y Hotel) y todo cambió. Para mejor, según mi punto de vista. Más moderno y funcional, abierto todo el año, significó un gran empuje para el turismo.
En estos últimos años llegaron los hoteles lujosos a nivel internacional, como el Fasano Las Piedras, camino a San Carlos, y el ranch-resort Estancia Vik y su sucursal Playa Vik, en José Ignacio. Obras de arquitectos de renombre como Carlos Ott, muy chic y con todo el comfort y la modernidad posible.
Hoy por hoy ir a José Ignacio ya no es un viaje, pero sí una necesidad de la vida mundana de Punta.
Los restaurantes mas concurridos y famosos están allá. Mundialmente conocido por su posición inmejorable, por su ambiente, su cocina simple pero sabrosa, el Parador de la Huella se ha vuelto el sitio de las playas esteñas. Punto de encuentro para ver quién está, quién llegó y qué está pasando. De los mismos propietarios, y un poco más lretirado, la Caracola, un club privado estilo boho-chic, es el preferido de los turistas internacionales por su exclusividad. Para cenar, me encanta Marismo en el medio de las dunas, con mesas iluminadas únicamente por velas y cocina al horno de barro.
Sin embargo, cada vez se construye más lejos: ya está la Laguna Escondida, un mega resort con 227 habitaciones. El helicóptero se está volviendo un medio de transporte necesario para sortear distancias cada vez más grandes…
Escribir esta nota me trajo muchos recuerdos y sólo puedo terminarla con unos versos del más grande poeta uruguayo, Mario Benedetti:
el mar escucha como un sordo
es insensible como un dios

y sobrevive a los sobrevivientes…
Hortensias en Punta...

27 comentarios:

  1. Mucho glam y título nobiliario pero escribe "calientitas" en vez de calentitas.....todo dicho

    ResponderEliminar
  2. Muy emotiva la nota. Me trae recuerdos de veranos inolvidables en el Uruguay. Es muy buena describiendo épocas y lugares ud Princesa.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué belleza de relato! De repente me vi caminando por muchos de esos lugares, acompañado de la fresca brisa de una hermosa noche de verano. Sus palabras también reflejan el cariño que tiene por esta ciudad después de haberla conocido y haber sido partícipe de su transformación. Estoy seguro de que Punta del Este tendrá el placer de contarla entre sus visitantes durante muchos veranos más. ¡Brindo por eso!

    ResponderEliminar
  4. El texto no ha sido editado para publicar en la revista?

    ResponderEliminar
  5. Sublime, Patricia, como todo lo que he tenido el gusto de leer en tu blog, pero siempre sin tiempo para dejar algún comentario.

    Dada mi profesión me encantó que en esta oportunidad no evitaras citar lo de la gitana, así que gracias especiales por traerlo a colación.

    Sin dudas tenía el don, pero pienso que una persona como vos, con tanta capacidad para revalorizar la belleza en todo, es una gran bendecida también.

    Contando yo mismo con un blog muy visitado, y una fanpage de Facebook que juntó casi 30 mil seguidores en tan sólo un año, sé bien lo importante y necesario que es eso para la gente.

    Así que gracias de nuevo, por compartir tal talento (el real y por suerte no ese de 'estar en la chiquita', como decimos acá, y como parecen hacer ciertos resentidos cuyos comentarios suelen pulular en la red, a falta de contar con algo positivo con lo que llamar la atención) y saludos desde Montevideo,
    Máximo.-

    P.D: pEl lengujar debe estara nuestro srevicio y n oal revés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro el lenguaje debe estar a nuestro servicio cuando lo hace una persona rica,seguro lo hace una de una villa y se le ríen....que manga de obsecuentes,defienden lo indefendible.

      Eliminar
    2. Para algunos el lenguaje debe estar a nuestro servici y no al revés... ke' va' ser.... son lo' pibe' moderrno' vio'?

      Eliminar
  6. Los restaurantes más exclusivos de la mejor época, la más exclusiva y distinguida de Punta, que fueron los 70s, en orden, eran el Bungalow Suizo en Roosevelt, L'Auberge, El Floreal en Pedragosa Sierra, Mariskonea.
    La Bourgogne se instala recién a fines del 79 en PDE.
    Y hablás Patricia de "La Bourgogne 20 años después sigue siendo..." son 30 años después de su llegada a PDE... o bien lo conociste recién en los 90s, cuando llegás a conocer Punta de la mano de D'aremberg. Claro, sí debe ser, porque estabas casada con Carlos Iglesias hasta fines de los 80s y era otro ambiente distinto al que comenzaste a moverte después.

    ResponderEliminar
  7. El anonimo del primer comentario seguro no sabe mas que su idioma natal. Quien habla y/o escribe varios puede no hacer faltas nunca en su lengua materna pero es inevitable hacerlas en otras a veces....Si hablas italiano, español, ingles, frrances, aleman, te quiero ver qu eno entreveres cada tanto algo. Aunque haya una editora puede ser una decisione strategica mantener esas gaffes para recordarnos aun mas quien es patricia o de dond eviene, lo cual hace mas valorable su amor por estas tierras. Saludos desde uruguay

    ResponderEliminar
  8. A mí me pareció muy bello su informe, expresa claramente redactado, su vivencia en ese rincón que tienen los uruguayos y que , este enero, pude comprobar, volvieron a recorrer sus calles y sus playas.......

    Fuiste al desfile de Isabela Capeto, o viste las fotos de sus diseños.? te gustaron??

    Quería ponderar los centros de mesa del lunch en tu villa......seré muy curiosa !! Cuál fue el menú?? Quién te lo prepara?? La verdad que da lástima ensuciar esa mesa tan distinguida...!!

    Porque la ensalada de quinoa es para los que amamos esos alimentos pero , en verdad, la gente masivamente , gusta comer demasiados alimentos grasos y salados"......

    Saludos
    Adriana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respuestas
      1) No,no fui al desfile de Isabela Capeto.Conozco su ropa,pero no me gusta tanto.
      Mis invitados saben que en casa se come bastante vegetariano,y por supuesto hubo ensalada de quinoa,entre otros.
      Las chicas de acà cocinan,y Sandra,mi asistente italiana,hizo una pasta exquisita.
      Saludos

      Eliminar
  9. Me veo obligada a intervenir (una vez más y bastante cansada ya) para recordarles el espíritu de respeto que debe primar a la hora de comentar. Opinen sin agredir. Y esto va especialmente para Lola, Charlie y todos los que insultan escondidos como cobardes anónimos. Sean respetuosos, por favor. Cariños y buen fin de semana para todos!

    ResponderEliminar
  10. Perdón? Se refiere a mi Mitrani que "insulto escondida como cobarde anónimo"? Eso sí es considerado un insulto. Muestreme **dónde** "insulté", y cómo, Mitrani. Me hace el favor? Gracias.

    1) Soy editora, por tanto pregunté si el texto no había sido editado en la revista porque conlleva demasiadas faltas ortográficas, gramáticas y de estilo. Todo se edita antes de ser publicado em medios gráficos, por tanto me llamó la atención si fue un copy paste de lo publicado en esa revista..
    2) Fui irónica con un chascarrillo ante Máximo por el: "lenguaje debe estar a nuestro servicio y no al revés".
    Lola

    ResponderEliminar
  11. Patricia no proviene de la literatura, no es lingüista, escritora ni periodista, por tanto no tiene por qué tener un escrito impecable en cuanto a formas, grave sería si desarrollara alguna de esas profesiones y fallara, es claro. Se puede desarrollar muy bien un tema con mala sintaxis, y escribir excelentemente bien y el escrito ser un plomo. A quien tiene chispa para contar algo por escrito le puede resultar muy fácil aprender a escribir un texto; por el contrario, quien no tiene chispa para escribir difícilmente la pueda lograr en el futuro.
    Bottom line: Patricia tiene otra actividad que desarrolla impecablemente, y tiene chispa para escribir.
    Lola
    (no puedo olvidar más de firmar los comentarios, algo que sucede muchas veces por cierto, no sea que me acusen de miserables cobardías escondidas...)
    E Buon weekend per tutti colori!

    ResponderEliminar
  12. Los comentarios de varios blogs, páginas de noticias se han convertido en las paredes de los baños públicos. Hay mucha agresividad, resentimiento. La moderación hace se pierda mucha inmediatez y espontaneidad, pero a veces se hace inevitable. Bruno

    ResponderEliminar
  13. Patricia, muy emotivo tu relato, esta es la mujer que me fascina y por lo cual un día decidí seguir. Especialmente comenzó por una frase tuya, que para mí ya es célebre ya, jajj: "detesto emplear colorado para decir rojo, es tan tilingo", y me dije no puede creer que esta mujer lo diga! No soy gitana y no puedo leer destinos, ni siquiera se cual será el mío propio. Probablemente tu vida de hoy ya estaba en tu subconsciente cuando llegaste joven a Punta del Este. Justamente son las experiencias vividas, sobre todo aquellas que uno dice, pensar que yo hacía esto o aquello cuando era joven, hace que la vida valga la pena vivirla. Mi abuelo materno, al cual extraño tanto, un día me dijo: "cambiaría todo por volver a tener 20 años .... !!! Y como dice el proverbio italiano: "Una vez terminado el juego, el rey y el peón vuelven a la misma caja.", tan cierto para mí, tanto los que están arriba como lo que están abajo, los dos se van con la experiencia de haber vivido situaciones y aprendizajes, y todas las piezas en el tablero tienen el mismo valor, cualquiera sea el puesto que se haya ocupado dentro de la sociedad. Beso grande !!

    ResponderEliminar
  14. Que amable es la sra Mitrani en endilgarme ofensas tanto a mi cono a Lola.Siempre he firmado mis posts y me hago cargo de cada una de las cosas que he dicho y digo.
    Saludos
    Charlie

    ResponderEliminar
  15. En mi caso, digo rojo cuando es rojo, y digo colorado, cuando veo que el color es colorado, para mí al menos, hay diferencia entre el rojo y el colorado. Mi comentario, cuando me animé, lo hice como anónima, la copio y pego:

    El chapulín colorado !! El quebracho colorado !!
    Me puse colorada !! José Luis Borges: ... el curioso color del colorado !! La alfombra roja de los Oscars !! El feng-shui dice que el color rojo no es aconsejable para pintar las paredes de la habitacion !! La sangre es roja !!
    Más vale ponerse rojo una vez que mil veces amarillo !! Por lo que aquellos que insisten en usar colorado en lugar de rojo entran en el español de ciertos sectores de Buenos Aires, como la pronunciación de la L o de la Y como Sheee... ! Visto desde afuera, en Buenos Aires, Argentina, a veces hay gente que le queda bien y a veces que queda espantoso usar ciertas palabras y ni te digo cuando las pronuncian, como la L y la Y dicen She... !! y así con las palabras, decir colorado en lugar de rojo, también decir cabello en lugar de pelo, sudor en lugar de transpiración, también decir tu mujer en lugar de tu señora o tu esposa, tener una comida en lugar tener una cena, no hay que renegar porque así se los impone el medio y sino quedan fuera.... !! Muy divertido el tema...! Muy linda Patricia y tu hermana (la de vestido rojo) espléndidas !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo que mi maestro de Pintura nos decía siempre,no existe el colorado,no se de donde lo sacaron eso...es rojo...así que no vengan con ese léxico que no existe.Las mentes de la moda y los que la siguen creo que han alimentado eso.
      Saludos
      Charlie

      Eliminar
  16. No sé si entendí bien. Queda espantoso cuando se pronuncia free 'shop' o free 'yop'? Gracias.
    Ahhh casi me olvido... Lola!

    ResponderEliminar
  17. Buscando información sobre Punta me apareció este texto y la verdad que está precioso. Mis felicitaciones para la señora y también para Máximo, de quien soy una de sus miles de fans desde hace mucho ya, y la verdad que es la primera vez que veo un comentario suyo fuera de lo que son sus páginas. La persona que se refirió a él de forma tan desagradable, torciendo lo que en realidad dijo, indudablemente no lo conoce, aunque con sólo leer bien su mensaje podría darse cuenta cuál es su perfil. Sabio, generoso, respetuoso, educado y hasta de excelente humor para empezar, cosa que a ese opinador le falta mucho, por lo que se ve. Porque además, ya que tanto critica los errores ajenos, ¿por qué mejor no se fija primero en los propios, con tantas faltas de puntuación como desmuestra?. Muchas gracias por la oportunidad de poder decir algo a favor de estos seres que ni siquiera conocemos personalmente, pero que a pesar de ello muchas veces son los únicos que nos inspiran para poder salir adelante. No soy una obsecuente, sino una agradecida. María Antonia, de Uruguay.

    ResponderEliminar
  18. Pat! Me encanta tu blog! No le hagas caso a los comentarios mal intencionados! Disfrutá del verano!

    ResponderEliminar
  19. Seguro que disfruta y como!!!
    :-)

    ResponderEliminar
  20. muy bueno el racconto. Te faltó los desfiles de Roberto Giordano y tus "Verano del " por canal 12 con "la casa de la settimana". Saludos.
    María Noel

    ResponderEliminar
  21. Gracias, muchas gracias Patricia, por tu descripción. Yo también adoro Uruguay y me doy una vuelta siempre que puedo. Recuerdo los veranos de mi infancia cuando eran pocos los edificios de alto ... muchos años atrás ! Por favor no dejes de escribir y compartir tus experiencias, has dejado dibujados en mi mente todos esos paisajes lindos, gracias otra vez, Ana de Florida.

    ResponderEliminar
  22. Patricia lamento no estar de acuerdo con tu mirada sobre Punta del Este. Comparada con la exuberancia de la naturaleza caribeña en las Antillas, el color del mar caribeño y su temperatura, así como sus arenas blancas...Las mansiones espectaculares y los impresionantes yates de la gente muy muy millonaria que se ven en sus marinas. Y ni hablar de los atardeceres rosas del caribe. Al lado de todo eso Punta del Este me parece deslucida.
    Saludos
    Maqui

    ResponderEliminar