viernes, 29 de noviembre de 2013

Mágica Marrakech...

Queridos lectores,
Aprovechando que estoy en Marrakech, comparto con ustedes una nota que escribí hace un tiempo sobre esta ciudad que tanto me cautiva…
La magia empieza en el momento en que el avión sobrevuela el estrecho de Gibraltar, ese lugar tan particular donde África tiende su dedo hacia Europa… Esa imagen siempre me hace pensar en el detalle de la Capilla Sixtina, donde Adán tiende el dedo hacia su Creador…
Sobrevolamos Tánger y ya estamos en el desierto. Aterrizo en menos de una hora en la tierra roja, tan roja como una herida en el medio de las dunas de arena. Las palmeras, los camellos, los rebaños de cabras, terminan de confirmarme que cambiamos de mundo. Acá, en Marrakech, entramos en las Mil y una Noches. Y voy a tratar de no creerme Sherazade….
A Marrakech suelo ir invitada por unos amigos que poseen un riad legendario, donde vivieron Marlon Brando y Winston Churchill y, sobre todo, la fascinante Talitha Getty. Desde hace unos 15 años pertenece a mis amigos y son ellos unos estupendos anfitriones.
Hay que decir que la convivencia es parte de la cultura marroquí y que los extranjeros que tienen propiedades allí se adaptan con gusto a las costumbres locales y también a servir la exquisita comida. Por eso ir a pasar unos días a Marrakech es hacer un cambio total, entrando a un mundo diferente, en muchos sentidos, al occidental. Y es desde el Palacio de la Zahia (ese es el nombre del riad. «Zahia», en árabe, quiere decir «Alegría»), que me aventuro a descubrir esta ciudad misteriosa y sus secretos. Empiezo con la plaza Jemaa el-Fna, el corazón de Marrakech. Desde allí se entra en los souks…
Pasearse por el gran souk, un mercado cerrado que parece la cueva de Alí Baba, es una experiencia sensorial para los ojos, maravillados frente a tantos colores; para el olfato, que se deleita con los olores de las especias, de las esencias, del rassoul; para el paladar, que goza con el sabor de los "loukoums;" y para el oído, sorprendido por la música de los "gnawas." Vale la pena. Está dividido en sectores. Los hay de las especias y de los frutos secos, que son increíbles, ya sea por los colores o por los olores tan fuertes y únicos. Pero también vale la pena visitar los de las esencias y los jabones negros. Los árabes hacen un culto del cuidado del cuerpo (ser limpio es uno de los cincos mandamientos del Islam), culto que empieza con el hamman, donde hay que frotarse con un guante y con el famoso jabón negro, que se compra por peso. Después del hamman, algunos se hacen un pulido con el rassoul, que es una arcilla especial para depurar la piel. Y para terminar, un masaje con aceite de argan, fruto del árbol del arganier, que existe sólo en Marruecos. El argan tiene muchísimas virtudes: contiene un gran porcentaje de vitamina E y de Omega 6, y mejora la piel seca notablemente. Hay una versión de aceite de argan que se usa para cocinar.
Todas estas maravillas se consiguen en el souk, centro neurálgico de la ciudad. Millares de personas lo atraviesan a diario, es meta de los turistas y se consigue de todo. Atención: hay que saber regatear!! Los vendedores lo toman casi como un insulto si uno no lo hace y acepta el precio pedido enseguida. El regateo es todo un arte social en los países árabes. En el souk también se pueden comprar maravillosos djellabas bordados, chales, telas, pasamanerías, carteras. Toda un artesanía exquisita.
Cuando paso unos días en Marrakech, normalmente es la llamada al rezo que el muezzin lanza a las 5 de mañana la que me despierta. La primera vez que la escuché, me asusté. Pero ya estoy acostumbrada a estas manifestaciones exteriores del Islam. Enseguida me vuelvo a dormir, por lo menos un rato más, hasta que el desayuno llega con sus delicias marroquíes: té Luisa, "les cornes des gazelles" (unas medialunas rellenas de pasta de almendras), miel sobre tostadas de pan árabe, el verdadero pita.
Tengo gran pasión por la comida de este país, sobre todo cuando puedo eliminar de los platos la carne (para los que no lo saben, soy vegetariana). Quiero decir... couscous de vegetales, ensaladas de berenjenas cocinadas y condimentadas con perfumadas especias, mermelada de tomates y sésamo, tajines sin carnero (mouton, en francés), zucchinis al comino. Y muchos tés: a la menta, al jazmín, a la verbena.
Hay excelentes restaurantes en Marrakech. Yo adoro el Dar Yakout, en una callecita de la Medina, con sus músicos sentados en el suelo y sus terrazas con vistas increíbles de la ciudad y de los jardines de la Koutoubia. Otro asombroso es el del hotel RoyalMansour, abierto hace sólo dos años y del que se dice que el Rey es el propietario. Trabajan 500 empleados, que circulan por unos caminos subterráneos, para atender nada más que a 50 huéspedes.

Sin embargo, el hotel más clásico, el más histórico, el que recibió a casi todas las personalidades que han pasado por la ciudad, es el legendario Mamounia. ¿Cómo no entrar, aunque sea una vez, a los jardines, a los campos de tenis, a la mítica pileta de La Mamounia? Después de una larguísima restauración, hace dos años volvió a abrir sus puertas y los occidentales dejaron de sentirse huérfanos de su hogar…Desde 1923, cuando abrió sus puertas, un sinfín de personalidades han vivido en este palacio, desde Winston Churchill o Josephine Baker, que pasaba el invierno entero, a los Rolling Stone. Se han escrito libros y rodado películas allí. Reyes y reinas, presidentes, creadores y artistas han sido huéspedes de la Mamounia.
Pero Marrakech es todo eso y mucho más. Es las artesanías, los colores, la moda… Su encanto tan particular la hace única y uno de los lugares turísticos más visitados del mundo (la plaza Jamaa el-Fna ha sido elegida como patrimonio cultural por la UNESCO).

Yves Saint Laurent adoraba Marrakech, donde encontraba grandes inspiraciones para sus creaciones. Su amor por Marruecos fue tal, que quiso que sus restos descansarán allí

lunes, 25 de noviembre de 2013

Y el ganador es...

... el mensaje número 64, correspondiente a Vanesa Protti, con dirección de e-mail que comienza con vanesaprotti@...
FELICITACIONES!!!
Vanesa, Carla (mi productora) te mandará un mail para que nos pases tus datos y hacerte llegar el premio!
A todos los demás, gracias por participar!!

domingo, 24 de noviembre de 2013

(Sorteo!!!)

El lunes 25 se hará el sorteo del regalo de Isabel Marant.
Este retraso se debe al feriado largo, ya que Carla está en el campo y no tiene internet!!!
Mil disculpas...

jueves, 14 de noviembre de 2013

Sorteo: Isabel Marant y H&M para ustedes!!!

¿El premio? Un echarpe de la Colección de Isabel Marant para H&M
¿Qué tienen que hacer? Cómo siempre, dejar un comentario con su nombre y su dirección de mail, así los contactamos.
Tienen tiempo hasta el domingo 24 de noviembre inclusive. El día siguiente anunciaremos el ganador en un post del blog. 
(Usaremos el servicio de www.random.org para determinar el mensaje ganador. Cada comentario tendrá un número por orden de llegada...).
Y cuando vuelva a Buenos Aires, llevo el premio (tendrán que esperar unos días).
Buena Suerte!!!

Me costó mucho conseguirla... Nunca vi tantas mujeres enloquecidas !
Ya les contaré...

viernes, 8 de noviembre de 2013

Isabel Marant pour H&M...

Ya llegó la invitación especial… Allí estaré!
Pueden ver la colección haciendo click aquí.