lunes, 30 de diciembre de 2013

sábado, 28 de diciembre de 2013

Empezó el Verano...

Como todos los años, y con las mismas ganas, emprendimos el viaje a José Ignacio para la ritual fiesta Lacoste del 27 de Diciembre. Se ha vuelto tan famosa que en ciertos ambientes de New York, París, Madrid o Milano se habla de ella.
Yo voy hace por lo menos diez años, o algo más.
Algún día dejaré de ir, pero por ahora me sigue divirtiendo elegir el vestido y los accesorios, llevar a mis atónitos amigos europeos y, una vez allí, besar y saludar una buena cantidad de amigos (ayer, por lo menos cuarenta).
No se hacen grandes conversaciones (hay demasiado ruido), no se habla de política ni economía y, menos todavía, de literatura o filosofía. Pero... who's cares?
Ves quién está, la comidas (privadas) que se están preparando y los amigos extranjeros que han llegado. Como en la torre de Babel, se hablan varios idiomas. Yo veo enseguida de donde proviene cada uno. El blazer azul, en los hombres, delata neoyorquinos o milaneses. Las minis de brillos, las argentinas.
Las sandalias chatas, sin tacos, las francesas.
Se dice que esté año la temporada va a ser un desastre, que hay menos gente, que todo está caro....
No sé, ya se verá.
Seguimos en el Este...
Vestido de Roberto Cavalli, pulseras de Kirat Young

martes, 24 de diciembre de 2013

Merry Christmas! Joyeux Noel! Feliz Navidad! Buon Natale!

Lo mejor a todos mis lectores y lectoras desde Punta!
FELICIDADES!

lunes, 23 de diciembre de 2013

viernes, 6 de diciembre de 2013

lunes, 2 de diciembre de 2013

Cartier: "Le Style et l'Histoire"

Gracias a Francoise Dumas y a Anne Roustang, que tuvieron la gentileza de invitarme (y que son las mejores organizadoras de eventos de París), esta noche pude entrar en el mágico mundo de Cartier.
Solamente cuatrocientos invitados, provenientes de todos los rincones del mundo: Mónica Bellucci, Joely Richardson (bellísima con un traje de McQueen), Kristin Scott Thomas, Albert de Monaco, Juliette Binoche, los duques de Cadaval, Hubert de Givenchy (todavía tan buenmozo), el ex presidente de Francia Valerie Giscard d'Estaing, embajadores y hasta Nick Rhodes, de Duran Duran. Ellos y muchos más fueron los elegidos para poder ver la increíble exposición de las mejores y más históricas piezas de la legendaria joyería francesa.
Mis ojos no podían aguantar tanta belleza... Las diademas que pertenecieron a reinas y princesas, los collares hechos especialmente para el Marajá de Patiala, las joyas de Liz Taylor o de la duquesa de Windsor (el broche con forma de flamingo!!!). Tuve que volver a mirar las vitrinas varias veces para poder apreciar los detalles y los trabajos magníficos de orfebrería.
La organización de la cena también fue magnífica. Dos mesas largas de doscientos invitados cada una, un menú "orquestré" por el chef etoilé Jean-Pierre Vigato.
Y un servicio impecable, donde nada estuvo librado al azar.
Me encantó encontrarme con Agatha Ruiz de la Prada y su hija Cosima, que llevaba un increíble traje diseñado por su madre, de un rojo furioso.
Como regalo, nos obsequiaron el libro de la expo, que estará abierta hasta el 16 de Febrero (vale la pena verla) y un magnífico foulard, que va a servir para envolver mi fiel computadora, cuando me la lleve de viaje....

PD. Volví a ponerme mi vestido de Oscar de la Renta que ya habia usado en la fiesta de Fundaleu en Buenos Aires.
Con la adorable baronesa Terry de Gunzburg,la creadora de los productos by Terry.
Siguen apareciendo en el net mas fotos de la soirée...

viernes, 29 de noviembre de 2013

Mágica Marrakech...

Queridos lectores,
Aprovechando que estoy en Marrakech, comparto con ustedes una nota que escribí hace un tiempo sobre esta ciudad que tanto me cautiva…
La magia empieza en el momento en que el avión sobrevuela el estrecho de Gibraltar, ese lugar tan particular donde África tiende su dedo hacia Europa… Esa imagen siempre me hace pensar en el detalle de la Capilla Sixtina, donde Adán tiende el dedo hacia su Creador…
Sobrevolamos Tánger y ya estamos en el desierto. Aterrizo en menos de una hora en la tierra roja, tan roja como una herida en el medio de las dunas de arena. Las palmeras, los camellos, los rebaños de cabras, terminan de confirmarme que cambiamos de mundo. Acá, en Marrakech, entramos en las Mil y una Noches. Y voy a tratar de no creerme Sherazade….
A Marrakech suelo ir invitada por unos amigos que poseen un riad legendario, donde vivieron Marlon Brando y Winston Churchill y, sobre todo, la fascinante Talitha Getty. Desde hace unos 15 años pertenece a mis amigos y son ellos unos estupendos anfitriones.
Hay que decir que la convivencia es parte de la cultura marroquí y que los extranjeros que tienen propiedades allí se adaptan con gusto a las costumbres locales y también a servir la exquisita comida. Por eso ir a pasar unos días a Marrakech es hacer un cambio total, entrando a un mundo diferente, en muchos sentidos, al occidental. Y es desde el Palacio de la Zahia (ese es el nombre del riad. «Zahia», en árabe, quiere decir «Alegría»), que me aventuro a descubrir esta ciudad misteriosa y sus secretos. Empiezo con la plaza Jemaa el-Fna, el corazón de Marrakech. Desde allí se entra en los souks…
Pasearse por el gran souk, un mercado cerrado que parece la cueva de Alí Baba, es una experiencia sensorial para los ojos, maravillados frente a tantos colores; para el olfato, que se deleita con los olores de las especias, de las esencias, del rassoul; para el paladar, que goza con el sabor de los "loukoums;" y para el oído, sorprendido por la música de los "gnawas." Vale la pena. Está dividido en sectores. Los hay de las especias y de los frutos secos, que son increíbles, ya sea por los colores o por los olores tan fuertes y únicos. Pero también vale la pena visitar los de las esencias y los jabones negros. Los árabes hacen un culto del cuidado del cuerpo (ser limpio es uno de los cincos mandamientos del Islam), culto que empieza con el hamman, donde hay que frotarse con un guante y con el famoso jabón negro, que se compra por peso. Después del hamman, algunos se hacen un pulido con el rassoul, que es una arcilla especial para depurar la piel. Y para terminar, un masaje con aceite de argan, fruto del árbol del arganier, que existe sólo en Marruecos. El argan tiene muchísimas virtudes: contiene un gran porcentaje de vitamina E y de Omega 6, y mejora la piel seca notablemente. Hay una versión de aceite de argan que se usa para cocinar.
Todas estas maravillas se consiguen en el souk, centro neurálgico de la ciudad. Millares de personas lo atraviesan a diario, es meta de los turistas y se consigue de todo. Atención: hay que saber regatear!! Los vendedores lo toman casi como un insulto si uno no lo hace y acepta el precio pedido enseguida. El regateo es todo un arte social en los países árabes. En el souk también se pueden comprar maravillosos djellabas bordados, chales, telas, pasamanerías, carteras. Toda un artesanía exquisita.
Cuando paso unos días en Marrakech, normalmente es la llamada al rezo que el muezzin lanza a las 5 de mañana la que me despierta. La primera vez que la escuché, me asusté. Pero ya estoy acostumbrada a estas manifestaciones exteriores del Islam. Enseguida me vuelvo a dormir, por lo menos un rato más, hasta que el desayuno llega con sus delicias marroquíes: té Luisa, "les cornes des gazelles" (unas medialunas rellenas de pasta de almendras), miel sobre tostadas de pan árabe, el verdadero pita.
Tengo gran pasión por la comida de este país, sobre todo cuando puedo eliminar de los platos la carne (para los que no lo saben, soy vegetariana). Quiero decir... couscous de vegetales, ensaladas de berenjenas cocinadas y condimentadas con perfumadas especias, mermelada de tomates y sésamo, tajines sin carnero (mouton, en francés), zucchinis al comino. Y muchos tés: a la menta, al jazmín, a la verbena.
Hay excelentes restaurantes en Marrakech. Yo adoro el Dar Yakout, en una callecita de la Medina, con sus músicos sentados en el suelo y sus terrazas con vistas increíbles de la ciudad y de los jardines de la Koutoubia. Otro asombroso es el del hotel RoyalMansour, abierto hace sólo dos años y del que se dice que el Rey es el propietario. Trabajan 500 empleados, que circulan por unos caminos subterráneos, para atender nada más que a 50 huéspedes.

Sin embargo, el hotel más clásico, el más histórico, el que recibió a casi todas las personalidades que han pasado por la ciudad, es el legendario Mamounia. ¿Cómo no entrar, aunque sea una vez, a los jardines, a los campos de tenis, a la mítica pileta de La Mamounia? Después de una larguísima restauración, hace dos años volvió a abrir sus puertas y los occidentales dejaron de sentirse huérfanos de su hogar…Desde 1923, cuando abrió sus puertas, un sinfín de personalidades han vivido en este palacio, desde Winston Churchill o Josephine Baker, que pasaba el invierno entero, a los Rolling Stone. Se han escrito libros y rodado películas allí. Reyes y reinas, presidentes, creadores y artistas han sido huéspedes de la Mamounia.
Pero Marrakech es todo eso y mucho más. Es las artesanías, los colores, la moda… Su encanto tan particular la hace única y uno de los lugares turísticos más visitados del mundo (la plaza Jamaa el-Fna ha sido elegida como patrimonio cultural por la UNESCO).

Yves Saint Laurent adoraba Marrakech, donde encontraba grandes inspiraciones para sus creaciones. Su amor por Marruecos fue tal, que quiso que sus restos descansarán allí

lunes, 25 de noviembre de 2013

Y el ganador es...

... el mensaje número 64, correspondiente a Vanesa Protti, con dirección de e-mail que comienza con vanesaprotti@...
FELICITACIONES!!!
Vanesa, Carla (mi productora) te mandará un mail para que nos pases tus datos y hacerte llegar el premio!
A todos los demás, gracias por participar!!

domingo, 24 de noviembre de 2013

(Sorteo!!!)

El lunes 25 se hará el sorteo del regalo de Isabel Marant.
Este retraso se debe al feriado largo, ya que Carla está en el campo y no tiene internet!!!
Mil disculpas...

jueves, 14 de noviembre de 2013

Sorteo: Isabel Marant y H&M para ustedes!!!

¿El premio? Un echarpe de la Colección de Isabel Marant para H&M
¿Qué tienen que hacer? Cómo siempre, dejar un comentario con su nombre y su dirección de mail, así los contactamos.
Tienen tiempo hasta el domingo 24 de noviembre inclusive. El día siguiente anunciaremos el ganador en un post del blog. 
(Usaremos el servicio de www.random.org para determinar el mensaje ganador. Cada comentario tendrá un número por orden de llegada...).
Y cuando vuelva a Buenos Aires, llevo el premio (tendrán que esperar unos días).
Buena Suerte!!!

Me costó mucho conseguirla... Nunca vi tantas mujeres enloquecidas !
Ya les contaré...

viernes, 8 de noviembre de 2013

Isabel Marant pour H&M...

Ya llegó la invitación especial… Allí estaré!
Pueden ver la colección haciendo click aquí.

martes, 29 de octubre de 2013

Montepulciano querido...

Siempre me preguntan por Montepulciano... Escribí sobre mi ciudad natal para el último número de la Revista Mustique y, como ya está en los kioscos, puedo compartir con ustedes la nota. Los invito a viajar por unos minutos hasta allí. Espero que les guste!
Se dice que, en la vida, para saber hacia dónde vamos, hay que saber de dónde venimos… Yo lo sé muy claramente, nací en un pequeño y glorioso pueblo del corazón de la Toscana: Montepulciano. Y ese pueblo no se parece a ningún otro.
La belleza es más bella, la luz es más luminosa, los cipreses son más altos y las iglesias (esos tesoros de Italia) son más propicias que otras para el misticismo y a la paz interior. La primera cosa que aprendí en Montepulciano (y nunca lo olvidé) fue a caminar. En efecto, las callecitas son tan estrechas, abruptas e inhóspitas para los autos que, desde mi infancia, tuve que aprender a «brincar» y a subir cuestas y pendientes. Siendo una colina con 605 metros de altura a nivel del mar, todo es subidas y bajadas. Los italianos dirían que las polizianas (así se llaman las habitantes de Montepulciano) tienen las piernas y la cola bien duras. El término «Polizianos» surge porque, en Montepulciano, en 1454, nació el gran poeta y humanista Angelo Ambrogini, conocido como Poliziano por el monte Pulciano.
Montepulciano tiene reputación mundial por su vino. Si Baco o el griego Dionisio volvieran a la tierra, sin dudas se instalarían allí. Nuestro vino se llama «Vino Nobile» y eso ya es todo un programa. Hay documentos de 1350 que mencionan las condiciones para el comercio y la exportación de este vino producido en Montepulciano y,  en 1685, el poeta Francesco Redi escribe una oda dedicada a alabar sus grandes cualidades (Montepulciano de cada vino es el rey).
En 1669 unos mercaderes ingleses vinieron al Granducato de Toscana para comprar ese vino tan excelente, reservado únicamente «a los señores». Nuestra riqueza y tradición son las bodegas que, en cada rincón del pueblo, rivalizan en la calidad, el carácter y la nobleza de sus productos.
Cuando era chica, el turismo escaseaba en Montepulciano. Mirábamos con ojos sorprendidos los raros visitantes que, en verano (nunca en invierno, ya que el clima es muy duro), se paseaban sorprendidos frente a tanta belleza desconocida.
Hoy Montepulciano es «el lugar» que hay que visitar en Toscana. Las callecitas, totalmente peatonales, están atiborradas de turistas que llegan del mundo entero. Este fenómeno ha hecho que el número de restaurantes haya crecido en más del doble, como también las tiendas de souvenirs y artesanías locales.
Los polizianos son gente muy secreta y misteriosa, y tremendamente orgullosos de sus raíces. No les gusta que los comparen con los habitantes de los pueblos cercanos, menos todavía con los fronterizos de la provincia de Arezzo. La única otra ciudad con la que sienten cierta fraternidad es Siena.
Es muy difícil hacerse amigo de un local, a pesar de que las cosas han cambiado en las últimas décadas. Esta manera de ser tiene que ver con la historia del pueblo que, a lo  largo de siglos, tuvo que luchar contra la pobreza y protegerse de las guerras que enfrentaban a Siena y Firenze.
De esas épocas queda lo que se conoce como «cocina pobre»: muy poca carne, muchas verduras y platos con pan, un rebusque de los campesinos para usar el viejo pan duro. Así nació la mítica «panzanella», un ensalada hecha con miga y costra remojada en agua y escurrida, condimentada con albahaca, tomates, pepinos, atún y cebollas y enfriada en la heladera. Un plato delicioso. Otra receta típicamente toscana es la minestra con el omnipresente pan y verduras.
El mejor restaurant de Montepulciano es «La Grotta», frente al Tempio di San Biagio. En verano se come en el pequeño jardín, desde dónde se puede percibir la cúpula de la Iglesia. En invierno, frente a la chimenea y su fuego de leña.
Pero el más típico lugar para comer es dal Pulcino, una fattoria donde todo es casero y biológico y los productos, el vino, el aceite, el pan, los cantuccini (unos deliciosos bizcochos con almendras), los pici (pasta larga casera) y el queso pecorino son hechos por los numerosos miembros de la familia Ercolani: hijos y nietos del capofamilia, conocido como el Pulcino.
Mi hermana y yo fuimos al colegio con las hijas del Pulcino y hasta hice la Comunión con dos de ellas.
A lo largo de los años, las líneas de productos del Pulcino se han agrandado e incluyen jabones de miel, perfumes a la lavanda, pot-pourri y mucho más.
También las sucursales son varias, e inclusive en Montepulciano tiene otro restaurant, que se llama «La Porta di Bacco»
Pero no todo es comida y la mejor parte de la ciudad es seguramente la cultural. La famosa Piazza Grande, donde se llega después de subir una cuantas pendientes, es una joya del Renacimiento. La Catedral (il Duomo) es una obra maestra y en su interior se encuentran tesoros como el Tríptico de l’Assunta de Taddeo di Bartolo, el altar de Andrea della Robbia, la Madonna Piccolomini di Benedetto di Maiano, entre otros.
El Palazzo Contucci, el Tarugi y, sobre todo, el Palazzo Comunale (que se parece al Palazzo Vecchio de Florencia) rodean esta plaza increíble, que ha sido también set de rodaje para películas como “New Moon” de la saga Crepúsculo y «Bajo el sol de la Toscana».
Hay muchas iglesias en Montepulciano: la de Santa Lucia, la de Sant’Agostino, la de Santa Maria. Una más antigua y bella que la otra. Pero se pueden encontrar similares en otras ciudades italianas.
Sin embargo, la más monumental, la única, la que no existe en otro lugar del mundo, la que amerita el viaje a Montepulciano, es el Tempio di San Biagio. Situada a los pies de la ciudad, es una creación que deja sin aliento. Obra del arquitecto Antonio da Sangallo (el viejo), su construcción empezó en 1518 y se terminó en 1580. Su forma en cruz, sus volúmenes perfectos, la pureza del travertino con el cual está construida, la serenidad que emana en su interior, hacen que la experiencia de visitarla sea inolvidable.
Todo ser humano necesita un punto fijo en el mundo, el mío está en Montepulciano…

lunes, 28 de octubre de 2013

Hola México!

¡Gracias a Hola México por publicar mi nota!

martes, 22 de octubre de 2013

Desde mañana en los kioscos...

¡Muchas gracias Revista Hola! 
Pueden leer la nota aquí.

viernes, 11 de octubre de 2013

Chantecler...

Amo el tango con locura. Y no lo sé bailar. Tampoco probé nunca, porque estoy segura de que no podría ...
Pero cada vez que hay un buen show de tango y, sobre todo en París, no falto nunca.
Por eso fui feliz a la première de "Chantecler Tango", una comedia musical de Mora Godoy, que estará en el Theatre Châtelet de Paris hasta el 3 de Noviembre.
Con una troupe de 23 profesionales y una coreografía totalmente perfecta y virtuosa, Mora demuestra que es la mejor bailarina de tango argentina. Es tan buena que hasta se puede permitir hacer una escena à la Rita Hayworth en Gilda.
Entre los presentes, había varios argentinos, periodistas y fotógrafos de Caras, noteros de TN y gente de la Embajada argentina.
Yo lo disfruté muchísimo y, por supuesto, me emocioné como siempre cuando estoy en contacto con la "argentinidad" pero en otro país.
Después fui tras bambalinas a saludar a Mora y a todo su equipo.
Vistos los aplausos y el entusiasmo del público, éste va a ser un gran éxito...

jueves, 3 de octubre de 2013

Fundaleu...

Como todos los años, desde hace más de diez, fui a la comida solidaria de Fundaleu (Fundación para combatir la Leucemia), que tiene a los Famosos por la Vida como Celebrity Waiters.
Y como siempre, la fiesta estuvo muy amena y divertida. Los famosos lograron vender las 500 bolsitas con productos, se hicieron sorteos y finalmente se recaudó mucho dinero, que va a servir para comprar maquinarias.
(Mi vestido era de Oscar de la Renta)
Como la fiesta es de largo, o black tie, todo el mundo estaba realmente muy elegante.Y los salones del Hotel Alvear, decorados maravillosamente para la ocasión.

lunes, 30 de septiembre de 2013

Lanvin...

Como siempre, la Fashion Week es un momento de gran movimiento en París: tráfico, restaurantes llenos, mujeres súper vestidas con las últimas tendencias.
Esta temporada decidí ir sólo a dos eventos (pues tenía que volver a BA por unos días): la expo de Alaïa en el Musée Galliera y el desfile de Lanvin.
Alber Elbaz de Lanvin, como todo el mundo sabe, es uno de mis preferidos y, además, su desfile es siempre un evento.
Es regla general de gentileza y gesto de admiración, ir a un desfile vestida con algo del creador mismo. En esta oportunidad muchísimas invitadas tenían el famoso collar con leyendas, HIT de esta temporada: Love, Help, Happy, Cool, Beyond, Lanvin. Yo tengo mi "Happy" desde hace un par de meses y me encanta. Es un lindo mensaje positivo. Así que fuimos, con mi hermana, vestidas por Lanvin y con los collares.
La colección estuvo muy impactante, con telas sumamente brillosas, casi metálicas. Algo de pantalones y sacos, muy de los '80 (la peor década de la moda para mí).
Largos debajo de las rodillas, bijouterie maravillosa (obra de Elie Top, como siempre sensacional), carteras en forma de bolsas de residuos (????) y mucho más...
Estos tres modelos fueron lo que más me gustaron, pero después hay que ver como se verán en la boutique.
Al final fuimos a saludar a Alber y a madame Wang (la principal inversora de la firma). Como siempre, un gran placer.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Emmys 2013: mis TOP-FIVE looks...

( 1 )
Sofía Vergara, con un diseño hecho para ella de Vera Wang.
Y las increíbles esmeraldas de mi amiga Lorraine Schwartz...
( 2 )
Heidi Klum, con un Atelier Versace.
( 3 )
Claire Danes, con un Armani Privé, junto a su marido Hugh Dancy.
( 4 )
Robin Wright by Ralph Lauren
( 5 )
Padma Lakshmi, con un Kaufmanfranco blanco y joyas de Robert Lee Morris.

jueves, 19 de septiembre de 2013

Désirs et Volupté...

El otoño es el momento en el cual se inauguran las grandes exposiciones parisinas. Y esta semana tuve la comida de Gala de Culturespaces en el Musée Jacquemart-André, que queda muy cerca de mi casa y  es, además, uno de mis preferidos. Desafiando las prematuras lluvias que azotan a París por estos días, fui a descubrir a los artistas ingleses de la época de la Reina Victoria, que celebraban el culto a la belleza: Sir Lawrence Alma-Tadema, Sir Frederic Leighton, Edward Burne-Jones, el fabuloso Dante Gabriel Rossetti, entre otros.
Les Roses d'Heliogabale, de Sir Lawrence Alma-Tadema. Una obra emblemática de la época.
Venus Verticordia, de Dante Gabriel Rossetti
Las obras pueden parecer un poco kitsch o recargadas, tan diferentes a sus contemporáneos Impresionistas, pero son el fruto de una época e íconos del arte británico. En el olvido durante muchísimos años, recién ahora se está empezando a revalorizar a estos artistas.
La exposición será presentada en Febrero del 2014 en Roma, en el Chiostro de Bramante, y luego viajará a Madrid, al Museo Thyssen-Bornemisza de Junio a Octubre.
La verdad vale la pena visitarla y pasearse por este pequeño museo que es una de las joyas de la arquitectura francesa del siglo XIX.