miércoles, 28 de noviembre de 2012

Como Shambhala en Parrot Cay....

Si hay un lugar en el mundo que me gusta sobre-manera, que reune todas las condiciones para que la estadía sea exactamente lo que busco, es Parrot Cay.
He venido ya muchas veces... Si pudiera, lo visitaría aún más. Parrot Cay es un resort en una isla con el mismo nombre, que forma parte de Turks & Caicos, un archipiélago al sur de Bahamas y Como Shambhala es un spa ayurvédico y un centro de yoga muy importante.
Aparte del color del mar, las arenas blancas y los jardines lujuriosos, lo que llama la atención es la calma y la paz que hay. Nada de música a todo volumen, nada de gente ruidosa... Esta es como una clínica de yoga, con un staff (en su mayoría) compuesto por profesionales orientales, excelentes masajistas y terapistas. Hay dos restaurantes: uno ayurvédico y otro vegetariano. No hay dress code, no se fuma, te levantas con el sol y podés tomar una clase de yoga en la playa. Tambien hay cursos de Pilates y de Pranayama, a la caída del sol, en el Pavillon. Se cena temprano y a dormir!!!
Desafío a cualquiera a ponerse en forma aquí. No hay tiendas, salvo una chiquita en el lobby.
En las horas libres de curso, se lee, se piensa, se mira el mar.
Hay varios Como Shambhala en el mundo: en Bhutan, en las Maldivias, en Bali.
Yo, por ahora, conozco sólo el de Parrot Cay... pero estoy segura de que los otros son fantásticos también...

domingo, 25 de noviembre de 2012

Dia Internacional contra la Violencia de Género...

Si hubiera estado en Argentina, hubiera participado de alguno de los cortos que se filmaron hace dos días para la campaña mundial contra la violencia a la Mujer (con mayúscula, como se merece) y en la que me propusieron intervenir. Lamentablemente no pudo ser, pero quiero, a través de este blog, asociarme al projecto que me parece fundamental y de gran importancia.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Tendencias para la temporada Primavera-Verano 2012/2013...

Ya estamos en la segunda mitad de Noviembre y parece que el calorcito finalmente ha llegado para quedarse... Hace unos meses escribí para la Revista Mustique un anticipo de las tendencias para el verano 2012/2013, un verano que se perfila glorioso por la explosión de color nunca antes; por el lujo de los bordados, a pesar de la crisis económica mundial; por el largo, o mejor dicho, el “corto” de las polleras… Quién sabe cuándo veremos de vuelta colecciones así…? El Otoño-Invierno 2013 se anuncia muy negro, con modelos que, por su austeridad, recuerdan los de unas religiosas que hicieron el voto de castidad o las celadoras de los internados.
Pero no nos ocupemos de eso por ahora... Mejor, hablemos de las tendencias de lo que está ya a la vuelta de la esquina...
Colores pasteles: La tendencia la marcó Louis Vuitton, con sus vestidos de educanda en rosa, celeste y amarillo claro, con cuellitos blancos, que los franceses llaman “col Claudine.” Aplicaciones de flores y un look “bombón,” muy seductor.
Otra casa que hizo su colección en tonos claros fue Chanel, con una serie de vestidos livianos, con plumas y transparencias, acompañados por sacos en tweed al tono y bijouterie con perlas al más puro estilo “Coco”.
También se sumaron a la tendencia de los pasteles creadores como Ralph Lauren, Valentino, Givenchy y Calvin Klein.
Tachas y bulones: Siempre en tonos pasteles, pero realzados por tachas y bulones, los modelos de la colección de Versace son la quintaesencia del glamour sexy. Una serie de vestidos en neoprene que valorizan las formas femeninas, muy sensuales y determinados. Puro estilo Gianni Versace, como en los años ’80, pero con todo el modernismo del siglo XXI. Una de las más logradas de la temporada.
Otra colección muy “decorada” fue la de Olivier Rousteing para Balmain, que presenta una silueta filiforme, con minivestidos y saquitos, bordados de oro y decorados gráficamente, con reminiscencias de look torero y Las Vegas.
Moschino, por su parte, también se dejó tentar por los boleros bordados, muy Sevilla.
- Imprimée: Otro gran look para la temporada de verano. Empezando por Dolce & Gabbana, con sus estampados con tomates, berenjenas y zucchinis, tan italianos que hubieran quedado divinos en Gina Lollobrigida y Sophia Loren en los años 50. 
Hasta los más sofisticados imprimées de Massimiliano Giornetti para Salvatore Ferragamo: una mezcla de motivos de fauna y flora exótica, en gloriosos turquesas, fucsias, rojos, verdes agua y violetas. Unos modelos muy jet set, para usar en Capri, Portofino o St. Tropez.
Decididamente son los creadores italianos los que se sintieron más atraídos por los estampados, porque también Anna Molinari para Bluemarine nos regala un festival de motivos floreados, con mimosas y margaritas a puro color.
En otro espíritu, pero estampados al fin, los modelos gitanos de Emilio Pucci, con grandes polleras gipsy en muselinas y tops de mangas largas y muy cortos, que descubren el ombligo.
Colores flúo: Nunca se vieron tantos los colores flúo como en este verano. Y no solamente en las grandes colecciones, sino también en cualquier mercado o puerto del Mediterráneo. El verde, el fucsia y el amarillo llamaban la atención por doquier: en trajes de baño, por supuesto, pero también en shorts, minivestidos, bijouterie, bolsos… Una oda al color llamativo.
Por supuesto, muy veraniegos y sentadores, los flúo quedan bien a rubias y morochas, y realzan el bronceado.
El amarillo arrasó con todo. Se vio en la colección de Roberto Cavalli, en trajes largos livianos para las noches de fiestas en la playa. En la de Versace, en declinación corto.
Amarillo ácido en los vestidos con los autos impresos, de Prada. Amarillo en los diseños de Sonia Rykiel. Un verano lleno de color, para espantar el negro de la crisis, tal vez?
Años ’20: La primera en imponer el Art Decó en la moda de esta temporada ha sido, con gran éxito, Frida Giannini para Gucci, en modelos con efectos gráficos que recuerdan el Chrysler Building de New York, con reflejos metálicos o dorados, flecos brillosos y líneas depuradas. Muy impactantes y realmente únicos.
La colección de Ralph Lauren también fue un festival de glamour de los años ’20, recuerdos de los diseños que él mismo hizo, en 1974, para el vestuario de la película “The Great Gatsby,” con Mia Farrow y Robert Redford. Y tal vez esperando los nuevos de la remake del film que se estrenará este año, con Leonardo di Caprio y Carey Mulligan en los principales roles.

lunes, 5 de noviembre de 2012

jueves, 1 de noviembre de 2012

Noviembre...

Desde que soy muy chica amo el mes de Noviembre... Es mi preferido del año.
Sobre todo, vivirlo en Europa. Me encantan los colores dorados de los árboles, me encanta las frutas de Noviembre (kakis y castañas), me encanta el espíritu de este mes, onceavo del año, que nos prepara para el invierno...
Hace frío, se cosechan las aceitunas para hacer el aceite nuevo, que tiene un gusto amargo que me encanta, la luz es declinante y bellísima...
Lástima que dura sólo treinta días...
La vista del Parc Monceau en Noviembre, desde mi dormitorio...