miércoles, 31 de agosto de 2011

Queridos Lectores...

Entre tantas idas y venidas, corridas y viajes, se me pasó recordar el segundo aniversario de nuestro blog, que fue el 27 de agosto. Así que hoy, más tranquila, aprovecho para festejarlo con ustedes y agradecerles a todos y todas por acompañarme en esta aventura!

Cena de Gala a Beneficio de Unicef

Hace casi dos meses que Gabriel Oliveri, Alma Mater del Hotel Four Seasons de Buenos Aires, me escribió para que diera el presente en la Gala a beneficio de Unicef y en la que también se fetejarían los 90 años de La Mansión. Por supuesto que no podía faltar, así que organicé mi regreso a Bs. As. para que coincidieran las fechas. La consigna era tener una vestimienta con detalles de los años '20.
En París, mi amigo Marc Mahon, que es muy creativo, me hizo una vincha con un tocado de plumas altísimo, que me quedaba divino, pero que me hacía muy Folies Bergères y esta noche no tuve el coraje de usarlo. Con mi vestido Cavalli color Tiffany y unos guantes de Carpincho (que salí a comprar esta tarde de gran apuro), alcanzaría. Gervasio Larrivey, mi amigo maquillador, me puso unas pestañas postizas y asi salí a la fría noche porteña.
La fiesta, que contaba con unos importantes auspiciantes, estuvo muy bien organizada.
Empezando con la puesta en escena de las mesas y de los salones, magníficamente lograda por Gerardo Acevedo, con juegos de plumas (las hubiera querido llevar yo en mi cabeza!!!) y libélulas en "vitraux." Realmente impresionantes.
Después tengo que reconocer que las invitadas se esmeraron para lograr el "look" requerido: desde Soledad Silveyra, muy bien lookeada, y Natalia Oreiro, madrina de este evento, a las modelos que cada uno de los diseñadores locales había vestido con sus ideas de los '20. Muy bueno el de Ingrid Grudke por Jorge Ibañez, el de Karina Mazzocco por Carlos Di Domenico, el de Jimena Buttigliengo por Fabián Zitta y el de Lara Bernasconi por Laurencio Adot... Se me hizo como que estábamos en 1929 (un poco también por la crisis...).
Griselda Siciliani y Carlos Casella hicieron un pequeño show musical y cantaron varios duos.
La comida, de inspiración criolla, estuvo muy acertada.
Hubo sorteos (una estadía en el Hotel Four Seasons de París: el famoso George V), pero el sueño y la ganas de escribir mi post me pudieron y me fui como Cenicienta antes de la medianoche.
Quiero igual destacar que no todo es plumas y paillettes... Los fondos recaudados esta noche serán destinados a Unicef para tratar de mejorar el nivel de atención en mas de 100 maternidades y hospitales, y así prevenir los problemas más graves. Está bien pues disfrazarse y ponerse las plumas (disculpen, pero hoy la tengo con las plumas) cuando, por lo menos, tiene un cierto sentido.

lunes, 29 de agosto de 2011

A mis Lectores y Lectoras....

Disculpen por no escribir, queridos Amigos, pero estuve de viaje y no había nada interesante para contar... Sólo aeropuertos y vuelos.
Ya estoy en Buenos Aires y muy pronto voy a seguir con mis relatos.
Gracias por leer mi blog!!!

martes, 16 de agosto de 2011

Los Más y los Menos de Ibiza...

Ya de regreso en el continente, hago mi balance sobre mi estadía en Ibiza, esta isla tan original y llena de contrastes.
Los Más...
1. El Mar, sobre todo el de Formentera: azul turquesa, transparente... bellísimo.
2. La Campiña. Los alrededores de San Mateu, San Gertrudis, el norte. Un sueño, con esas viejas fincas del siglo XVIII, construcciones típicas de muros de piedras superpuestas que, por suerte, todavía son originales.
3. Las Sandalias de Pedro's. De cuero, chatas, con cintas alrededor de los tobillos, son lo más chic.
4. La Tienda de Vicente Ganesha. Me gustó todo: los pareos, los caftans, los echarpes. Look baba cool, justo lo que hace falta en Ibiza. Y además él es muy simpático.
5. La berenjenas a la parmesanas del restaurant "Las Dos Lunas" y su música. Excellentes ambos.
6. Las Puestas del sol desde Punta Galera. Para cortar el aliento.
Los Menos...
1. La manera como se urbanizó la ciudad de Eivissa y sobre todo la de Sant Antoni... un desastre de mal gusto, de falta de armonía y sentido estético. Una lástima.
2. Los Charters que llegan los viernes desde el norte de Europa, llenos de jóvenes que vienen a las discos, donde se quedan sin dormir hasta el domingo... y de ahí, de regreso a sus casas... Sin palabras.
3. Las Discos. Me encanta bailar y salir (con medida), pero esa serie de megadiscos sin alma no me gusta. Esto, a pesar de que los más grandes artistas se presentan alli (Jamiroquai, Seal, Moby).
4. El puerto Marina Botafoch... Demasiado moderno con respecto al estilo de la isla.
5. El Atzaró... muchos estilos (hindú, bali, tailandés, etc.) juntos.
6. Mucha gente, muchísima... Pero bueno, es Agosto... Tiempo de vacaciones.

sábado, 13 de agosto de 2011

Diner en el Restaurant Atzaró...

Tanto me hablaron de él, que terminamos cenando juntos!!!
En mis días en Ibiza no podía dejar de encontrarme con Carlos Martorell, el famosísimo RR.PP. español.
Y muy gentilmente nos invitó a conocer y a cenar a Atzaró, un complejo hotelero y de agroturismo, no muy lejos de Santa Eularia.
Carlos ha sido uno de los precursores y testigo del desarollo turístico de la isla, y ya en los años '70 estaba acá.
Por supuesto, no hay famoso que haya visitado Ibiza y que Carlos no haya conocido.
Hoy día, además de seguir con su trabajo, desde hace tres años tiene un blog que se llama "El Observador Solitario," que es un éxito, con más de 200.000 visitas por mes.
La comida estuvo muy amena, con cuentos y anécdotas fabulosas sobre este lugar increíble.
Hubiéramos querido seguir hasta el amanecer...

miércoles, 10 de agosto de 2011

Pachá...

Como mis fieles lectores saben, no soy para nada una amante de la vida nocturna. Pero estar en Ibiza, Meca de la noche y de las discos, sin ir a fiestas rozaría el ridículo...
Por eso acepté ir a el famosísimo Pachá, donde Carlos Martorell, el RR.PP. más famoso de España, organizaba la fiesta Flower Power. Ya tener que llegar a la una de la mañana para mi era increíble, pero me tuve que adaptar. Por suerte pudimos entrar por el lado VIP y no tuvimos que hacer cola. El dress code era "Look de los '70," época del hippie flower-power, así que volví a ponerme, por trigésima vez, mi vestido de Oscar de la Renta, con unas pulseras de plata que compré en un puesto en la calle. Era lo más adecuado que tenía.
Qué emoción entrar a una disco de verdad!! Y la música... maravillosa!! No paré de bailar ni un segundo y de mirar a la gente, a las clubistas, tratando de imitar sus movimientos. Todo me gustó. Un mozo muy buenmozo y medio desnudo me preguntó que quería tomar... casi pido un té de manzanilla!! Pero me recuperé y para hacerme la fatal dije "Vodka, con agua tónica..." Por supuesto, ni lo probé.
Entre los invitados del VIP estaban Natalia Vodianova, las hermanas Hilton, Paris y Nicky, jugando con sus Blackberries.
Muchos españoles, Ana Obregón, algunas vedettes italianas, como Simona Ventura, y muchos más que no reconocí.
A las dos nos fuimos, perdiéndonos en los laberintos de Pacha y, finalmente en la calle, pudimos ver la cola de los que querían entrar... abrumadora. Decenas y decenas de personas...
Hoy estuve cansada todo el día, soñando con acostarme bien temprano...

domingo, 7 de agosto de 2011

Ibiza...

Ya estoy en Ibiza... Miro un poco alrededor y después les cuento...

viernes, 5 de agosto de 2011

París en Agosto...

Nada me apasiona más que las ciudades en verano... No hay tanta gente, es mucho más tranquilo, se circula bien, todos están más suave y menos eléctricos.
Y, en Agosto, París está realmente vacía. Entre el 5 y el 21 de Agosto casi el 80% de los comercios cierran, y hasta los bancos abren de martes a jueves!!!
Por lo general, Agosto es el mes de los turistas del Medio Oriente, que se escapan de los 45°C de sus países, Pero este año, el mes de Ramadán, muy importante para los musulmanes (no comen en todo el día, hasta la caída del sol), empezó el 1 de Agosto, y hasta los árabes se fueron.
Los grandes hoteles 5 estrellas, como el George V, el Crillon o el Ritz, vieron partir a sus grandes clientes y han hecho importantes rebajas para atraer al público.
Sin embargo, París, implacablemente vacía, es más bella que nunca.
Los pocos que quedan se pasean tranquilos en bicicleta, visitan los parques (hay tantos) y comen en los restaurantes para turistas. El único lugar donde se ve gente es en los Champs-Elysées y hay cola para entrar en Abercrombie&Fitch, que abrió hace casi tres meses, y sigue siendo un éxito.
El resto, desierto: las peluquerías casi todas cerradas, los zapateros también, y pocas pescaderías reciben pescado fresco... mejor no comer!!!
Pero no importa... la velocidad de la ciudad está reducida a unos 50 km por hora contra los 180 habituales... y es un placer!!!

lunes, 1 de agosto de 2011

Ciao Grecia...

Después de diez magníficos días de un sol radiante (mientras que llovía de St.Tropez a Capri), de un mar más transparente que el del Caribe y de una comida como a mí me encanta... Debo volver a París.
Si duraran los 365 días del año no serían vacaciones, verdad?
Grecia es uno de mis destinos favoritos y trato de venir cada año.
Estos dos últimos fueron especiales, a causa de la grave crisis económica que aqueja al país. Pero los griegos siguen atendiendo tan bien como siempre a los turistas y, aparentemente, la crisis no se siente.
Es Agosto y parece una torre de Babel: se hablan tantos idiomas que no sé siquiera reconocerlos!!!
Me cuesta determinar si escucho ruso, hebreo, danés, noruego o el lituano... Hasta me divierte apostar conmigo misma para adivinar de dónde son los vecinos de la playa o los de la mesa de al lado.
Con respecto a la mesa... casi ninguna comida me gusta tanto como la griega: pulpo grillado, queso feta (poco, porque es bastante salado), zucchinis grillados, tomates de Santorini, berenjenas al horno, yogures 0% (el Total es el mejor), con un toque de miel como postre. Sin olvidar las alcaparras gigantescas, las aceitunas negras (que no como, pero me gusta verlas y olerlas), los carpaccios de atún y el aceite de oliva. Todo es sencillo y muy sabroso.
Cada vez que como, imagino a Ulises o Enea comiendo lo mismo... los productos locales son tan buenos que no creo que hayan cambiado mucho en los últimos milenios.
Para recomendar, el restaurant Kalita, con su carpaccio de pulpo y puré de habas. También Nobu del hotel Belvedere, Agua en Little Venise y Kuzina en la playa de Ornos.
Muchas lindas boutiques de ropa playera, muy colorida y original. La mejor para mí: SOHO SOHO.
Bueno, hay que irse.
Ciao Grecia, all'anno prossimo...