viernes, 29 de abril de 2011

Boda Real en Inglaterra...

Finalmente William y Kate se casaron.
No me perdí ni un detalle y miré durante tres horas la transmisión en directo de Antenne 2. Por mi TV HD (alta definición) se veían un montón de defectos: maquillajes pesados (Victoria Beckham, por ejemplo), arrugas, ojeras (inclusive las de la novia, pero se entiende por los nervios y el estrés)... 
Igual Catherine, con su traje de Sarah Burton para Alexander McQueen, estaba radiante y el vestido le quedaba divino, sobre todo el talle bien marcado y la cintura fina. Las mangas de encaje me hicieron pensar en el traje de Grace Kelly cuando se convirtió en princesa de Mónaco. No me convenció mucho el pelo suelto y el velo un poco pegado a la cabeza, pero más allá de esto, fue una novia bellísima. Muy elegante estuvo la Reina de amarillo (siempre tiene que llevar colores bien definidos para que la identifiquen rápidamente en casos extremos...), super chic Camilla, Duquesa de Cornuailles. Fue la más elegante para mí, en beige y con un gran sombrero. Muy buenmozo David Beckham, aunque hubiera evitado el pelo tan levantado que parecía un poco de publicidad de gel modelador. Qué mala estoy hoy!!!
En fin, me lloré todo. Es automático... lloro en todas las bodas, mismo en las de gente desconocida para mi. Además fue emocionante pensar que casi 2000 millones de personas siguieron la transmisión, 10.000 periodistas estuvieron acreditados... los ojos del mundo puestos en Londres.
Y no creo que nadie haya quedado decepcionado... todo fue perfecto: la música en la Iglesia, el cortejo, la organización y el amor del pueblo inglés por su monarquía.

jueves, 28 de abril de 2011

Patricia en los States...

Twitteando desde París...

Tarde lluviosa y fresca, de vuelta, en París.
Maravilloso artículo sobre la boda real (¿Hace falta aclarar cuál?) de Stephane Bern, gran periodista francesa, especialista de la realeza, en el Le Figaro de ayer. Stephane Bern ya está en Londres y es la enviada especial para varios medios franceses.
Ya hay descuentos de hasta el -50% en las Galeries Lafayette... Tan pronto?
En Francia se acostumbra a regalar muguests los 1 de Mayo, para la suerte. París está llena de estas perfumadas y deliciosas flores... Yo ya recibí las mías...

martes, 26 de abril de 2011

De vuelta en casa...

Después de una semana viajando por los Estados Unidos y pasando por New York, acá estoy de vuelta frente a mi computadora, mirando el Parc Monceau por las ventanas abiertas y oliendo el perfume de los "seringas" en flores (prematuros, hay que decir... normalmente florecen hacia el 12-15 de Mayo...).
Estuve en los Estados Unidos, pero todos los americanos quisieran estar en otro lado si juzgamos por la cantidad de artículos, tapas de diarios y coberturas televisivas que vi... En realidad, quisieran estar en Londres para presenciar la boda de Catherine y William.
No me acuerdo haber presenciado nunca un frenesí tan grande y popular por un evento, digamos, "mundano."
Hasta vi una revista en el kiosco del aereopuerto que se llama "Kate"!! Y la pobre todavía ni se casó!!!
Las televisiones anuncian transmisiones en directo para el viernes 29 desde las 4:00 de la mañana en NYC y desde la 1:00 am en Los Angeles... Hay gente que no va a dormir para ver a los novios. Todas las grandes periodistas americanas estarán comentando, desde Diane Sawyer hasta... Barbara Walters!!!
Yo sé que mi amigo Roberto Funes Ugarte ya está en el avión hacia Londres, para cubrir el evento para C5N.
Leí un artículo en el New York Times que decía que hay muchísimos creadores, o a lo mejor sastres (coreanos, chinos e indios, en su mayoría), que estarán listos para copiar en todos sus detalles el todavía misterioso traje de boda de Kate. Unos pocos días después, la copia de ese vestido, a precios reducidos, estará a la venta para que millares de mujeres desde los cuatros rincones del mundo puedan sentirse un poco como Kate... un poco princesas, por un día.
También todos los ojos estarán puestos en los 1900 invitados que desde las 8:00 de la mañana (hora de Londres) llegarán a la Catedral de Westminster... Entre otros, Elton John y su marido David, los Beckham, Guy Richie y muchos Lords and Ladies. Hoy me enteré que la etiqueta dice que las señoras invitadas y acompañadas por un señor vistiendo uniforme pueden llevar un traje largo. Cosa rara, para la hora de la ceremonia. Para las otras, el largo de la pollera tiene que llegar a las rodillas... mejor si apenas más abajo que más arriba.
Las casadas pueden llevar sombreros, las solteras un tocado de plumas o flores.
Nada de blanco, of course, ni de beige y tampoco de negro.
A parte del interés por la boda, encontré a New York bien... muchos turistas, colas para entrar a Abercrombie & Fitch, y también frente a Hollister, ambos sobre la Quinta Avenida.
En París también hay una relativa locura por la boda real, más bien por saber quien será el creador del traje nuptial. Sarah Burton, de Alexander McQueen, dicen algunos. Otros que la misma Kate se habría diseñado su vestido... habrá que esperar al viernes a las 10:00 de la mañana, o tal vez un poco más tarde, para satisfacer nuestra "legítima" curiosidad...

viernes, 22 de abril de 2011

miércoles, 13 de abril de 2011

Cena de Gala en el Musée d'Orsay...

Quiero contarles que ayer tuve el placer y honor de asistir la Cena de Gala de Inauguración de la mega muestra de Manet en el Musée d Orsay.
(Antes de que me lo pidan, quiero contarles que llevaba puesto un vestido y un bolero azul de Oscar de la Renta,"gentilmente" prestado por mi hermana Rossella, ya que el mío, por un error de la boutique, no me llegó a tiempo. Se preguntarán por qué quería ponerme ese traje sí o sí... no sé... por Manet quería estar vestida así...)
Pasando a cosas más importantes, les cuento que antes de la cena tuvimos el privilegio de visitar, de manera privada, esta increíble exposición, una de las más bellas que he visto en estos últimos tiempos. Pasa que yo adoro Manet. Desde mis épocas de estudiante de Historia del Arte, sus obras siempre me han producido una increíble sensación de placer y de admiración. Por eso no dudé en aceptar la invitación de la Societé des Amis du Musée d'Orsay para visitar la exposición y luego participar de la Cena de Gala. El Presidente de la Societé es el conde Edouard de Ribes, un gran amante del arte y con un gran poder de convocatoria. Mas de 300 personas dieron el presente para admirar a Manet... el "tout Paris."
Ya de por sí el Musée d' Orsay es estupendo... Pero estar frente al "Olympia,"uno de los desnudos más perturbadores de la Historia de la pintura, o sentirse parte de "Le dejeuner sur l'herbe," es casi el Paraíso!!!
O ver el uso tan particular que Manet hacía del color negro, el traje de "L'Amazon" o los vestidos de Berthe Morisot... Siempre me llamó la atención. El historia de este artista es tan excepcional como su obra. La exposición estará abierta hasta el 05/07.
Después del recorrido (que hice dos veces para no perderme ningún detalle), fuimos invitados a un cocktail en el salón principal (que antes era una estación de tren y donde sigue estando el maravilloso reloj de época, religiosamente à l'heure...) y luego subimos al primer piso, donde tuvo lugar la suntuosa cena, bajo un cielo de "frescos" y oros. Gracias a la gentileza de la Baronesa Philippine de Rothschild, sirvieron un vino Mouton Rothshild 1999, excepcional...
Entre las más elegantes, obviamente, la condesa Jacqueline de Ribes, Madame Schwartzmann (con un Oscar de la Renta) y Coco Brandolini, que llevaba Prada y Louboutin, pero no en los pies... sino en el brazo!! Porque Christian era su acompañante... fui a saludarlo y llevaba un par de increíbles zapatos de charol... creados por el mismo, por supuesto!!!

viernes, 8 de abril de 2011

Lo que llevo en la cartera...

Ya que tanto me lo pidieron, Carla Mitrani vino a mi casa, antes de que yo volara a París, para sacar fotos de lo que llevo en la cartera.
Bueno, acá están. Pero debo hacerles algunas explicaciones: como cambio de cartera todos los días, tengo un bolsito de L. Vuitton donde llevo todo lo que necesito, y el bolsito cambia de una cartera a otra, de un lugar al otro.
La billetera verde es la de las tarjetas, la plata y los documentos de Europa. La de color naranja es para los de Sudamérica. Un llavero es de la casa de París, el otro de la de Buenos Aires.
La "pochette" roja es un regalo de mi amiga Myriam, así como el pastillero de plata con forma de cartera Hermès.
La polvera es una de las de mi colección de Estée Lauder. La voy cambiando de vez en cuando.
Llevo siempre un mini gloss de Chanel y un fard de Guerlain. También un cepillo de dientes con una pequeña pasta dentífrica. Y un costurerito de los que te regalan en los hoteles... todo está escondido en el bolsito rojo.
Creo que es todo...

jueves, 7 de abril de 2011

miércoles, 6 de abril de 2011

Concierto en el Teatro Colón...

Desde que abrió, el 25 de Mayo de 2010, que tengo ganas de volver al Teatro Colón.
La última vez que fui era Mayo de 2003 y lloré con la "Tosca" de Puccini.
Hoy, después de tantos años, volví a entrar al glorioso Colón...
Gracias a una invitación del Embajador francés en Argentina, el señor Jean-Pierre Asvazadourian, y del Ministro de Cultura, Hernán Lombardi, asistí a la actuación exclusiva del pianista francés Bertrand Chamayou, que es un joven de apenas 30 años y gran promesa del piano francés. Desde 2006 recorre el mundo tocando magistralmente música de Franz Listz, Félix Mendelsshon, Camille Saint-Saens... tal cual lo hizo esta noche. Con un concierto de una hora y media, sólo con su piano sobre el majestuoso escenario, nos cautivó a todos con su gran talento.
Y qué decir del Colón?
Yo adoro los teatros, sus pasillos, sus terciopelos rojos, sus dorés, ese misterio que los envuelve... siempre creo que hay un fantasma andando por ahí, como el de la ópera homónima. Y esta noche no quedé decepcionada. El Colón sigue tan maravilloso como siempre.
Una mención especial para el Tandem PARIS-BUENOS AIRES 2011, que nos va a traer muchas importantes manifestaciones culturales.
Bertrand Chamayou

domingo, 3 de abril de 2011

viernes, 1 de abril de 2011

Desfile de Laurencio Adot...

Y acá estoy, de vuelta en movimiento después de unos días de descanso obligados, debido a mis viajes y a un virus en mi computadora.
En la tarde cálida y perfumada de este comienzo de otoño porteño, me fui al Hotel Sheraton a ver uno de los tantos desfiles que se presentan en el BAAM (Buenos Aires Alta Moda). Desde hace más de veinte años, Héctor Vidal Rivas, famoso asesor de imagen y de vestuario televisivo, ahora junto con sus hijos, se ocupa de promover la moda argentina y con ello en mente creó el BAAM.
Hoy asistí al desfile de Laurencio Adot que, además de ser un querido amigo, es un talentoso creador de moda, que trata de aprender e innovarse todo el tiempo.
Su coleccion no nos defraudó. Muchos trajes de cocktail y de noche, con un cuadro de conjuntos y vestidos negros, muchos con detalles o totalmente de lentejuelas, muy bien logrados. Otros "tableaux" en tono de grises, verde bosque o dorados. Brillos, plumas, algunos volados. Tacos altísimos. Una imagen de mujer muy seductora y femenina. Las modelos llevaban todas el mismo peinado: un recojido desprolijo y un poco batido, que me encantó. Muy sentador.
Una mención especial a la bijouterie de MT, sobre todo los aros largos, bellísimos.
El desfile terminó con varios trajes de novia, otro punto fuerte de la colección de Laurencio. Y había para todos los gustos... desde el enterito blanco de encaje, muy de los '70, hasta un juvenil traje corto o el clásico largo que todas las novias sueñan.
Entre las modelos, algunas famosas como Carolina Simeone, Ingrid Grudke y Julieta Prandi.
También famosas actrices que se visten con el sello Adot estuvieron entre el público.