martes, 23 de noviembre de 2010

"Operativo Lanvin para H&M"

Desde hace ya varias semanas venía pensando cómo hacer para entrar hoy, 23 de Noviembre, a primera hora, al H&M más cercano a mi casa...
Porque hoy, en todos los H&M del mundo, a las ocho en punto de la mañana, se ponía en venta la exclusiva colección diseñada por Alber Elbaz de Lanvin. Desde hace unos años, en el mes de Noviembre, H&M contrata a un diseñador de renombre para crear unos modelos únicos que serán vendidos a precios módicos y accesibles a todos los bolsillos. El primero fue Karl Lagerfeld, después le tocó el turno a Roberto Cavalli, Matthew Williamson, Jimmy Choo, Sonia Rykiel. Todos grandes... pero Alber Elbaz, el diseñador de Lanvin, es el más GRANDE de todos...
Estuve mirando por internet los modelos y vi varias veces la película promocional dirigida por Mike Figgis (fantástica). Para una fashionista como yo, todo un desafio... pero ir a las 5 de la mañana a hacer la cola para entrar, con frío y -1°C, me parecía demasiado.
Al final, acordé conmigo misma que iría a eso de las 9 hrs, tranquilamente y... que fuera lo que fuera!!!
Y así fue... me puse un jogging, las Uggs, campera, guantes y tapaorejas. Al llegar frente al nuevo H&M de Champs-Elysées, vi un vallado, policías y controles. Unas 40 mujeres estaban pacientes en la cola. Me dieron una pulsera rosa y me dijeron que mi entrada sería a las 10:15 en punto. En medio de la gente y bastante más adelante que yo, vi a Laurence, la proprietaria de una óptica donde compro mis anteojos. Me precipité a saludarla, escalando posiciones. Me dijo sorprendida: "Vous, Madame d'Arenberg, ici?!"
Le expliqué que este momento fashion histórico no me lo iba a perder por nada del mundo.
A las 10 hrs. nos dejaron entrar para situarnos en el subsuelo de la tienda, detrás de otras vallas, pero con una vista privilegiada de los percheros, llenos de volados rosas, tules rojos, bordados y telas impresas... Una mujer que esperaba junto a todas nosotras contó que una amiga le había dicho que en la sucursal de Boulevard Haussman había habido un cuasi-motín y que las mujeres habían arrasaron con todo, haciendo caer percheros y compañia. Otra contaba que a la primera tanda de clientas, la de las 8 am, le ofrecieron café y croissants.
A las 10:14 la directora del operativo anunció que en breve podríamos pasar y que tendríamos 15 minutos para comprar lo que quisiéramos...Una locura.
Finalmente pasé y me di cuenta de que en verdad era un sueño hecho realidad. Las prendas estaban realizadas en muy buenos géneros, los zapatos (por 99 euros), eran bordados y hechos en Italia. Los collares y los aros como los de la boutique central,  pero a un 10% del precio...
Todo accessorio llevaba una caja especial y papel de seda. Las bolsas y las fundas de tela para los trajes eran blancas y con dibujos de Alber Elbaz... divinas.
Una gran experiencia. La Alta Costura baja a la calle y se democratiza. Y por qué no?
No me molesta para nada, más bien me encanta. Si todas tenemos el mismo traje, igual cada una va a esforzarse más para diferenciarse: con el porte, con lo que come, cómo lo combine...
Como siempre, un desafio para las mujeres, pero estoy segura de que sabemos manejarlo...
Misión Cumplida!!!

domingo, 21 de noviembre de 2010

Matrimonio en Bélgica (Parte 2...)

(...Parte 2 porque el primero de los dos casamientos de los hijos de mi primo, Charles Antoine de Ligne, fue en Septiembre del año pasado y algunos de mis fieles seguidores lo tiene que recordar, ya que lo comenté con un post...)

Ayer le tocó el turno a Charles-Joseph de Ligne, que lleva el nombre de su ilustre antepasado, uno de los personajes del siglo XVIII más interesantes, por su cultura y sus amistades con los grandes de la época,  incluida Catalina de Rusia. Con ella tuvo una larga correspondencia epistolar y las cartas están cuidadosamente guardadas en el castillo de Antoing. Y es en Antoing que una vez más nos reunimos para festejar. 
Pero hubo grandes diferencias: Charles-Joseph se casó con Ran Li, una chica preciosa y china. Creo que es la primera china en convertirse en princesa en Bélgica y tal vez una de las pocas en Europa. Me parece muy bueno que las viejas aristocracias europeas se abran a incorporar en sus familias a alguien que tiene otra cultura y pertenece a otra raza. El casamiento, gracias también a la influencia china de Ran, estuvo sensacional y muy divertido. Para empezar, la invitación nos pedia que para el baile estuvieramos vestidos según el estilo "Deuxième Empire," que viene a ser un poco como en la época de Sissi, la Emperatriz. Por más de un mes, todos los invitados se conectaron entre ellos en la búsqueda frenética de trajes con grandes polleras para las mujeres y uniformes para los hombres. Las casas de alquileres fueron tomadas por asalto... Yo, para simplificar la cosa, decidí que un traje de Oscar de la Renta, como siempre, iba a sacarme del apuro. Lo único que sí hice fue conseguirme una tiara, para completar el look.
Ayer a la tarde tuvimos el casamiento civil, ya que los novios no tienen la misma religión y, por ende, no hubo unión por iglesia.
Y a la noche, al llegar a la fiesta, pude ver que los invitados habían hecho realmente grandes esfuerzos... directamente me pareció haber aterrizado en 1870!! Crinolinas, trajes con galones dorados, sombreros, tiaras, joyas... increíble.
El color dominante en la carpa donde se sirvió la cena era el rojo. La novia, bellísima, también estaba de colorado pues, como ella me explicó, es costumbre en China que la novia lleve ese color. Su diseñador, el belga (of course) Gerald Watelet.
El novio, con colita de caballo y uniforme blanco y rojo, se veía muy buenmozo.


La comida fue amenizada por un ballet chino compuesto por mujeres que, con una gracia infinita, se movían al son de la música.
Después del vals, tradicional, los trajes enormes no nos impidieron bailar al ritmo desenfrenado de la música disco y del rock... creo que tal vez, vistos desde afuera, parecíamos bien ridículos... but who cares?
Mucha suerte a Ran en su nueva vida...
(Acá estoy con Hubert Guerrand Hermès (sí, el de las carteras!) y el Barón de la Vallette)

jueves, 18 de noviembre de 2010

Una tarde en París...

Sin que yo me diera cuenta, llegó el invierno en París. Esta tarde empezaron a caer unas gotas de lluvia, que pronto se convirtieron en copos de nieve... liviana e inconsistente, pero nieve al fin. Hacen 6° C...
Todo eso no impidió a los amantes de Basquiat, el gran pintor contemporáneo americano de origen haitiano, de hacer una larga cola para entrar a ver su exposición retrospectiva en el Musée d'Art Moderne.
Pacientes, bajo los paraguas, aguantando estoicamente el frío y la incomodidad. No es para menos, desde 1984 que no se presentaban en la ciudad las obras de este increíble artista, desaparecido en 1988, con sólo 28 años, a causa de una sobredosis en New York.
Yo, muy organizada, ya tenía mis entradas compradas desde hace mucho tiempo y, por suerte, pude entrar enseguida.
La exposición es impresionante: los cuadros son gigantescos y el malestar que producen, también, tanto como el dolor que trasmiten. Es el pintor de los "graffitis," que empezó en la calle y terminó en los cuadros. Muchos de los elementos de su pintura se repiten en casi todas las obras: el voodoo, la publicidad de los tiempos modernos, su color de piel, los afros americanos, palabras en español (su madre era de Puerto Rico)... Todo con mucha espontaneidad y frescura.
Me imagino que hace 30 años sus cuadros debían intrigar enormemente... Este año hubiera festejado sus 50 años.
Para terminar la tarde y aliviar un poco el ánimo, fui a hacerme unos reflejos a los de Christophe Robin, mi colorista desde hace más de diez años. Su salón es hoy una suite del hotel Maurice, uno de los grandes "Palace" de París y ya cruzar el hall, con su bar-restaurant tan elegante y subir en el antiguo y dorado ascensor, es todo un evento. Pero no siempre estuvo en este hotel tan ostentoso: antes tenía un local minúsculo en un patio a la vuelta, en la rue Mont Thabor. Chico, pero lleno de charme... te podías cruzar con Catherine Deneuve, su clienta N°1, o Jeanne Moreau, fumando en la entrada, o Isabelle Adjani, escondida detrás de su sombrero.
Mientras Marie, la asistente de Christophe, pone su producto en mi pelo, me cuenta los últimos gossips: El divorcio de Eva Longoria (ya ex-Parker), clienta también del salón, por una supuesta infidelidad de su marido, Tony Parker. O la tarde que pasó haciéndole reflejos a Shakira quien, cada vez que Marie ponía el decolorante en las mechas, sacaba con un Kleenex el exceso de producto... terminaron a las 10 de la noche.
Nosotras a las 7 de la tarde...Vi desfilar la place de la Concorde volviendo a casa en auto, las luces a la orilla del Sena, el puente Alexander III...
Qué bueno estar de vuelta en casa... esta noche en la TV hay un capítulo estreno de "Mad Men."
Un placer!!

martes, 9 de noviembre de 2010

Comiendo con Antonio Skármeta...

Ayer, lunes, fue el día más esperado por los que se interesan realmente por la literatura... se dieron a conocer los ganadores de dos de los más importantes premios literarios: el Goncourt y el Renaudot.
El Premio Goncourt fue finalmente para "La Carte et le Territoire" de Michel Houellebecq, el grandísimo escritor francés que es además autor de "Plataforma" y de "La posibilidad de una isla." Hacía muchos años que los críticos lo consideraban como un merecido ganador y así fue. El libro (ya lo leí) es extremadamente interesante.
El Premio Renaudot fue para Virginie Despentes por "Apocalypse Bébé," un pseudo thriller, realmente apasionante. Virginie Despentes es la rebelde de la literatura contemporánea y logró su premio con el apoyo de la crítica. Y fue gracias a mis amistades que me invitaron a la cena en su honor en el Hotel Lutetia y, gracias a mi español, que me encontré sentada a la derecha de Antonio Skármeta. El autor chileno de "Ardiente Paciencia," que fue llevada al cine como "El Cartero de Neruda" (película de gran éxito con Philippe Noiret y Massimo Troisi), está en París promocionando su último trabajo: "Un padre de película" que acaba de salir en su edición francesa.
Fue un placer inesperado encontrarme al lado suyo y no dejé pasar la oportunidad para "acribillarlo" a preguntas. Resultó ser un señor encantador y con muy buena predisposición a la charla.
Me contó que además de ser escritor, su sueño fue siempre el de ser actor y que aprovechó el rodaje de "El Baile de la Victoria," adaptación cinematográfica de otra de sus obras, realizada por Fernando Trueba con Ricardo Darín, para actuar en un pequeño papel. También me contestó, cuando le pregunté cómo se dio cuenta de que quería ser escritor, que la lectura del Martín Fierro (que todavía recordaba de memoria, pues me recitó unos versos) en una escuela primaria de Belgrano, en Buenos Aires, lo hizo enamorar de la Poesía y de la Literatura. Después de su paso por la escuela argentina, vinieron el liceo en Chile, la Facultad de Filosofía en los Estados Unidos y el exilio forzoso en Alemania (Berlín), desde donde volvió en el año 2000 como embajador de Chile.... Qué vida detrás y qué vida por adelante... proyectos, libros para escribir, películas para dirigir, una opera lírica basada en "El Cartero de Neruda" con Plácido Domingo, que se presentará en París en 2011... y todo eso con 70 años recién cumplidos (el 7 de Noviembre)!!!
Bueno, un maravilloso encuentro con una persona única...
Qué suerte que hablo español...


martes, 2 de noviembre de 2010

The Sartorialist en Buenos Aires...

No tuve tiempo de contarles que hace unas semanas estuvo en la Argentina Scott Schumann, creador del blog The Sartorialist, pionero en esto de fotografiar a la gente común en la calle, para mostrar los looks "reales," fuera de las pasarelas. Con el tiempo su sitio se fue sofisticando y ya cuenta con cronistas en varias ciudades del mundo. La revista Vogue americana, en su sitio style.com, lo tiene como uno de sus blogs asociados y ha contribuido a aumentar su popularidad. Ahora tiene millones de imitadores, como Tommy Ton, entre otros. Estuvo en Buenos Aires junto a su novia, también fotógrafa y blogger, Garance Doré. Fue un placer conocerlos.

Revista Noticias (N° 1766 - 30 de Octubre de 2010)

lunes, 1 de noviembre de 2010

Le Musée Jacquemart-André...

Mi escritorio, desde donde les escribo, en París.

París me estaba esperando con su mejor aspecto: el del otoño. Ninguna temporada la hace más bella que el otoño y sus colores. El Parc Monceau está cubierto del dorado de las hojas de los árboles que lucen diferentes tonos de amarillo, naranja, cobre... una maravilla.
Y para volver a reubicarme en la ciudad, nada mejor que aprovechar del día feriado con una visita al Musée Jacquemart-André que presenta un exposición de obras de Rubens y Poussin, grandes pintores del siglo XVII. Uno, exponente de la pintura flamenca y el otro, del clasicismo francés. Forman parte también de la muestra algunos otros "grandes" de la misma época que se adueñaron del estilo flamenco, como Eustache Le Sueur, Laurent de la Hyre o les Frères Le Nain. Por supuesto uno se queda impresionado, muy impresionado (por lo menos yo), frente a "Le Bain de Diane" de Pierre Paul Rubens, de quien se decía que los colores de sus cuadros eran más bellos que los de la naturaleza misma. Y ni hablar de las obras de Nicolas Poussin, como el magnífico "Mercure, Hersé et Aglaure" que realizó en 1624. 
Vale la pena visitar esta expo, también para recorrer el fantástico museo, que tiene mucha historia, ya que fue la residencia de una legendaria pareja parisina, Edouard André y Nelie Jacquemart. Grandes coleccionistas de arte, hicieron de su "hotel particuliére" uno de los sitios más elegantes y ricos de obras de París. Y cuando desaparecieron los dos, a comienzo del siglo XX, como no tenían descendencia, decidieron donar el hotel y su colección al Institut de France, que lo abrió al público en 1913.
Le bain de Diane, de Pierre Paul Rubens.

Nuevo post en la sección Beauty!

Queridos lectores!
Sé que hemos tardado mucho en publicar algo en la sección Beauty. Pero ahora ya tenemos nuevos contenidos para subir que iremos compartiendo con ustedes de a poco. Por lo pronto, hoy publicamos un post nuevo, con la colaboración de mi cosmetóloga, referido a la piel.
Espero que les guste!