jueves, 29 de abril de 2010

Más moda...

Hablemos un poco más de la ropa, ya que tanto me han preguntado por estos días...
Seamos claros: tenemos que reconocer que pensar en renovar el guardarropas con cada cambio de temporada es una locura... es más, creo que hasta resulta casi obsceno, más aún en los tiempos de crisis mundial y desempleo que estamos viviendo. En todo el mundo se comenta que la “fiebre del lujo” está llegando a su fin y que se impone una ética de consumo mucho más frugal. El consumidor actual exige calidad y, sobre todo, precio.
Por eso, me parece adecuado darles algunos consejos para armar el guardarropas y no entrar en pánico con cada comienzo de estación:
- Ante la duda, opten siempre por una pieza clásica y no algo de temporada.
- Aprendan a diferenciar entre las calidades de las telas (cuero, seda, cashmere) y la moldería o confección, pues es lo que incide en el precio final. Lo hecho a mano se paga caro. Lean bien las etiquetas, para conocer qué cuidados requiere la prenda. No compren aquello que no estén dispuestos a cuidar como corresponde.
- Sean consciente de que parte del precio de la prenda está dado por el status y la imagen de la marca. Si no están de acuerdo con ello, recurran a comercios más genéricos. De nada sirve protestar, así es la industria. La sueca H&M o la inglesa Topshop son excelentes ejemplos de tiendas que presentan colecciones con todo lo que está de moda (hasta convocan a renombrados diseñadores o artistas para realizar líneas exclusivas) y a precios muy accesibles. Ambas tienen sucursales en las ciudades más importantes del mundo y siempre están llenas de clientas. Ojalá pronto llegasen a la Argentina... Igual aquí también hay muchos locales accesibles (que no me corresponde a mí recomendar): encuentren los que se acomoden a los presupuestos de cada uno... 
- Siempre compren el talle que corresponda a nuestra percha en ese momento. Nunca hay que llevarse una prenda pensando que perderemos algunos kilos y la podremos usar. No hay que adaptar nuestro cuerpo a la ropa, sino que es ésta la que debe calzar en nuestra percha a la perfección.
- Lo ajustado no va más. Son las prendas estilizadas que se despegan de la silueta las que disimulan imperfecciones, aportan libertad de movimiento y connotan elegancia.
- Cuando sea necesario y se ofrezca el servicio, hacé uso de las modistas de la boutique para que acomoden la pieza a tu talle. Y si no, conseguite una modista o sastre de confianza. No hay que tener miedo a adaptar una prenda a nuestro gusto. No importa que sea de un diseñador de renombre. Sólo nosotras sabemos lo que nos sienta bien. A mí, por ejemplo, me gusta que las faldas y los vestidos cortos sean por encima de la rodilla, así que siempre modifico los dobladillos para llevarlos a ese largo, aunque se trate de un Oscar de la Renta...
- A la hora de poner en la balanza, recuerden que es mejor comprar una cosa buena y duradera en vez de cinco baratas.
- Elijan las texturas que se sientan más placenteras a la piel y los cortes más sentadores a nuestra figura.
- En tiempos de liquidaciones, por más tentadora que suene la oferta o la rebaja, no compres prendas que no vayan con tu estilo ni sumen a tu guardarropas, pues terminarás no usandolas y, al fin y al cabo, habrás malgastado tu dinero!!!

Espero que estos consejos les sirvan para sentirse a gusto con la ropa que tienen en su placard y compren siempre a conciencia!

11 comentarios:

  1. Tu sensatez es de aplaudir en tiempos en los cuales no abunda.
    Saludos

    A.I.B

    ResponderEliminar
  2. Sirve muchisimo!
    Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  3. La predicción racional de las compras de temporada se puede hacer en otros países donde podés entrar a la página web y ver las colecciones completas en todas las variantes de color y así ir armándote tus conjuntos. Acá cuando quise hacerlo, vas al local y te encontrás con que las vendedoras ni conocen esos modelos, nunca los vieron y hay otros que vos nunca viste. En Argentina hay cada vez más marcas, lo cual está buenísimo, hacen campañas con modelos top en fascinantes lugares lejanos, publicitan en los medios y dan canje a cuanto "gato" pase por la tv, como todo esto tiene un costo lo trasladan a las prendas pero la calidad es cada vez peor, supongo que tiene que ver con la mano de obra baratísima en negro casi al borde de la esclavitud como se vio en varios medios periodísticos que los han desenmascarado. Pero evidentemente el consumo no disminuye, sino por el contrario porque esto pasa cada vez más. Como todo siempre acá llega tarde, espero algún día los compradores quienes tenemos el poder mediante nuestras elecciones seamos más racionales y le demos a cada cosa el valor que se merecen.

    ResponderEliminar
  4. Patricia: contanos cómo lo organizás, digo ese famoso cuaderno del cual hablás. Porque reseñar un vestidito negro por ej, debés tener miles! cómo identificás las prendas y cómo las organizás teniendo tantas casas. Gracias por compartir tus "secretos" con nosotros.
    N.Q.

    ResponderEliminar
  5. Cómo armás los looks? empezás por una pieza y luego complementás o por un estilismo y buscás piezas? Nada nos gusta más a las mujeres que hablar de moda, hasta generamos una industria de esto! no entiendo por qué se denosta esto, acaso no es mejor que hablar de las miserias humanas que todos los días se exponen ante nuestros ojos?

    ResponderEliminar
  6. Hola Patricia, me encanta tu blog. Me gustaria saber por que la mayoria de las actrices argentinas se visten tan mal para las apariciones publicas, desde un evento hasta los Martin Fierro. Si es tan facil... abris una Vogue y te copias el vestido, el peinado, el make up, el look completo. Por que tanto rulo, tanto brillo. Por que no saben copiar? Es tan facil!
    Cayetana

    ResponderEliminar
  7. Lo que pasa es que para copiar también tenés que tener un mínimo de buen gusto y al menos un poco de estilo. De lo contrario, nada de lo que te puedas llegar a poner te va a hacer lucir elegante.

    ResponderEliminar
  8. A mí lo que me parece patético de nuestra farándula es el canje, inviertan un billete en su imagen que es lo que les da de comer, por favor! lo que pasa es que para sacar carnet de buena actriz parece que primero deben ser mugrientas, looks descuidado roñoso darse con algo..

    Para copiar están nuestros diseñadores, o acaso ven algo original? no se salen del vestido negro strapless y sirena para que sea sexy...y basta con mostrar un hombro o algo de pierna mediante un tajo bien colocado, según el fuerte de cada físico y un color que levante e ilumine, bien llevado para que no dé vulgar.

    Patricia: poné algo de los Martín Fierro y tus comentarios! no vi bien el modelito que lució tu hermana, era un Oscar de la Renta?

    ResponderEliminar
  9. Querido Anonimo,
    ya estoy en Paris y lamentablemente no pude ver los Martin Fierro...
    El vestido de mi hermana era de Oscar de La Renta..
    Ciao

    ResponderEliminar
  10. En los martin fierro se notaba que habia muy pocas que podian lleavr naturalmente un vestido de noche, son contadas con los dedos de una mano. Rossella estaba impecable, con esa clase y el porte natural que tiene!!!, Patricia, contanos las novedades de Paris!!!, saludos.

    ResponderEliminar
  11. Patricia: vi fotos de tu hermana en la revista Gente, impecable como nos tiene acostumbrados. Personalmente no me gustan los diseños de animales de las carteritas de Judith Leiber pero como siempre la mejor y nada de canje como las otras, patético. También me había encantado Claudia Fontán con un Bomparola pero al verlo en detalle me percaté de que es demasiado parecido a un Oscar de la Renta, hasta en el color!
    Disfrutá París y reseñanos todo! Saludos

    ResponderEliminar