miércoles, 14 de abril de 2010

Cirugías sí... o cirugías no?



Hace mucho que quiero escribir un post sobre este tema. Un poco porque muchas lectoras y lectores de mi blog me piden opiniones y también consejos y otro poco porque además creo que es un tema de gran actualidad… tanto que hasta la seria, intelectual y política revista francesa "Le Point," en su edición del 8 de Abril, le dedicó la tapa y nada menos que 16 páginas centrales!!!
Además como vivo gran parte de mi vida en Argentina, que después de los Estados Unidos y Brasil, debe ser el país dónde más intervenciones se realizan, tengo mis ideas al respecto bien claras!!
Personalmente no tengo nada en contra de las cirugías… sin embargo debo decir que con el paso de los años me he inclinado más hacia las técnicas de prevención y de medicina estética (rellenos, láser, Botox, LED, etc.) menos invasivas, más que nada porque en estos últimos tiempos he desarrollado un creciente terror a las anestesias y a los quirofanos!!! Sí, ya lo sé, hoy las anestesias son locales o neurolepticas y menos agresivas pero... por mi miedo nunca junté coraje para retocarme la nariz (a pesar de que todo el mundo se hacía la rinoplastía!) y al lifting aún lo veo lejano… si es posible para nunca.
Pero conozco mucho del tema, que en el fondo me fascina… tanto que devoré la serie de culto americana Nip/Tuck, sobre las aventuras y los trabajos de dos cirujanos de Miami primero y Los Angeles después… Y ni hablar de Extreme Makeover... Tal vez mirándolas le empecé a tomar terror al quirófano…
Hoy las cirugías se han vuelto muy accesibles, el culto a la belleza está en su máximo esplendor en lo que va de la Historia de la Humanidad y esto hace que nuestro cuerpo ya no sea más un fardo que nos tocó de casualidad, sino un capital donde invertir tiempo, dinero y energías para esculpirlo, transformarlo y repararlo. El culto al cuerpo se ha vuelto una ideología común a muchos seres humanos, como dice la filosofa Isabelle Queval.
Yo creo que usada sin excesos es una buena manera de levantar la autoestima y de afirmar la personalidad... pero repito, mi filosofía de vida actual pasa más por la prevención (comer menos y ejercitarse más antes de lipoaspirarse la panza, la cola o las piernas) y por modificar nuestros hábitos: tomar menos sol, acostarse temprano, evitar el alcohol, las drogas, el cigarillo… Pero si una nariz es demasiado evidente o el busto muy chato te acompleja... por qué no?
Existen hoy en el mundo excelentes cirujanos plásticos que son verdaderos artistas y logran casi milagros... me acuerdo de haber conocido hace años a Ivo Pitanguy, uno de los primeros y de los más grandes, hoy de 83 años, que además de las cirugías embellecedoras, hacía reparaciones a los quemados graves, sobre todo niños. Un referente que ha hecho escuela y ha enseñado a centenares de profesionales.
También es cierto que las operaciones se han vuelto tan banales que hay un sitio en Internet, SurgeonHouseCall.com, donde se puede enviar una foto de la parte del cuerpo que no nos gusta (nariz, vientre, mentón) y después de responder unas pocas preguntas sobre nuestra salud, en el espacio de una hora se reciben los presupuestos y las direcciones de tres o cuatros médicos dispuestos a arreglar el problema!!!
Que sé yo... todo parece fácil y complicado al mismo tiempo... Cada cuál sabrá qué hacer para sentirse bien...

Pueden leer el artículo de Le Point haciendo click aquí (en francés).

4 comentarios:

  1. Patricia, seria posible si podes poner las entrevistas que te hicieron el el pograma con estilo, que conduce Myriam Bunin?, me gustaron mucho y me gustaria volver a verlas. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Cada vez se ven más caras hermanadas por la cirugía cada vez más jóvenes. A i criterio, se arruinan. No hay belleza más indiscutible que la que florece de un interior sano en todo aspecto, del estar bien con uno mismo y con lo que nos toca en suerte. Siempre pienso o son muy valientes o muy incoonscientes, son operaciones, con todos los riesgos de vida que esto implica. Para no saber cómo vas a quedar! cuántos casos hay donde se deforman! y no hablo de las malas praxis, por ahí por haber caído en el error de ponerse o quitarse algo que no va con el resto, se pierde la armonía y la personalidad.
    Me gustaría que hables más acerca del guardarropas desde cómo organizarlo para tenerlo siempre presente a cómo incorporar nuevas adquisiicones, etc. Tus paseos de compra, etc
    Gracias por tus escritos, no me los pierdo!

    ResponderEliminar
  3. Patricia, HICE UN COPY PAGE de un comentario anterior porque tambien me gustaria ver esas entrevistas el comentario anterior dice asi seria posible si podes poner las entrevistas que te hicieron el el pograma con estilo, que conduce Myriam Bunin?, me gustaron mucho y me gustaria volver a verlas. Saludos
    arnaldo antunez

    ResponderEliminar
  4. ME PARECIO EXCELENTE TU COMENTARIO, CADA VEZ MAS ADMIRADORA TUYA YO... TENGO CASUALMENTE EL CASO DE MI HERMANA EN CASA... DURANTE AÑOS PENSO EN OPERARSE EL BUSTO Y NI BIEN EMPEZO A TRABAJAR JUNTO EL DINERO SUFICIENTE PARA OPERARSE CON UNO DE LOS MEJORES CIRUJANOS DE ROSARIO, POR EL CUAL SE DECIDIO LUEGO DE CONSULTAR CON 3 CIRUJANOS MAS... EN EL CASO DE ELLA COMO EN EL DE LAS CHICAS QUE TIENEN UN COMPLEJO ME PARECE BARBARO... INCLUSO NOTE UN CAMBIO RADICAL EN SU MANERA DE SER, DE MOSTRARSE Y OBVIAMENTE DE VESTIRSE... PERO OJO!!! CON LOS EXCESOS... CUANDO PASAS A SER DEMASIADO ARTIFICIAL YA NO ESTOY DE ACUERDO, MUCHO MENOS CON LAS CHICAS DEL MUNDO DEL ESPECTACULO QUE SON BONITAS Y TIENEN MI EDAD... CREO QUE ESO YA ES INNECESARIO.
    MUY BUEN APORTE EL TUYO... FELICITACIONES.
    MARINA

    ResponderEliminar