martes, 30 de marzo de 2010

Para estar bien vestido, uno debe estar bien desnudo...

He recibido varios mensajes de las lectoras y también lectores de mi blog, preguntándome sobre mis opiniones con respecto a la elegancia y sus leyes. Gracias por ponerme como juez, o mejor dicho,  jueza, en este tema que en mi opinión no tiene ninguna regla...
Lo más importante es tener las ideas claras sobre nosotras mismas, mirarse bien en el espejo.
Me gusta pensar en mí como en una percha. ¿Por qué? Pues porque creo firmemente que el vestido no lo es todo, sino que hay que saber llevarlo. Y eso lo aporta el cuerpo y la personalidad. Ambos construyen quién soy, mi percha personal, aquella que hará lucir un traje de gala como si estuviera en la boutique.
El estilo es para mí el aire, el allure, que se logra a través de un correcto, metódico y dedicado cuidado del cuerpo y de la confianza en uno mismo y en lo que somos capaces de lograr. Tiene que ver con tu forma de pensar, de vivir, de ver las cosas. Por eso el estilo no se puede comprar, no se adquiere en los shoppings, no importa lo que gastes. Tampoco depende de la moda ni las tendencias del momento. Todo eso es pasajero. En cambio el estilo, como es producto de nuestra personalidad, es más longevo, perdura, nos define.
En una entrevista para la revista americana Vanity Fair, mi adorado Oscar de la Renta explicaba que la diferencia entre Moda y Estilo es que Moda tiene que ver con vestirse según las últimas tendencias, mientras que Estilo surge de ser uno mismo. “Para estar bien vestido, uno debe estar bien desnudo… O sea, cómodo en su propia piel.“
Sin embargo, no hay que pensar en el estilo como algo estanco, sino más bien como algo que se puede re-educar, desarrollar y reactualizar en sí mismo cada día, cada mañana, según nuestro humor y estado de ánimo. Es por esto que no recuerdo una fecha puntual como origen de mi estilo sino que más bien ha sufrido variaciones a lo largo de mi vida hasta convertirse en lo que es hoy sin que yo tomara mucha consciencia de ello
Para trabajar en el desarrollo del estilo propio, es importante la relación con el espejo, pues puede ser nuestro mejor amigo, pero también el más cruel de nuestros enemigos. Por eso, es primordial invertir en uno bueno, que tenga las dimensiones justas para abarcar todo nuestro cuerpo, pero además debe ser de calidad, sin imperfecciones ni ondulaciones que nos devuelvan una imagen distorsionada.
Es preciso darle el lugar que se merece y por ende ubicarlo donde uno pueda pararse delante de él con comodidad. Una buena iluminación es esencial, pues si no mostrará defectos donde no los hay. En mi casa, todas las puertas de mi vestidor, en mi dormitorio, son espejadas e hice colocar grandes espejos también en mi baño, pues es allí donde me visto y maquillo.
La imagen que devuelve el espejo es resultado de una amalgama esencial entre el interior y el exterior de una persona. Y con ahínco y amor, se pueden mejorar ambos. Lo exterior se alimenta de cremas, lociones, tratamientos y ejercicios. Lo interior consume libros, buen cine, exposiciones en museos, momentos agradables, amistades, meditaciones, espiritualidad. La conjunción perfecta entre ambos construirán tu percha.
Como decía George Bryan Brummel, la elegancia está en el movimiento. El era un dandy, un exhibicionista, un snob, un ingenioso, verdaderamente original, que no dudó un solo instante de su buen gusto, ni del deseo de imponer ese gusto a los demás, ni de dejar de gastar parte de su fortuna en su ropa. A Brummell se le atribuye la creación del traje moderno de caballero vestido con corbata o algún tipo de pañuelo anudado al cuello; también el haberlo puesto de moda. Este traje se viste ahora en casi todo el mundo.
Nada más lejos de su mente que las ropas con líneas excéntricas o colores histéricos. Aspiraba al difícil y quizás imposible arte de pasar notoriamente desapercibido («conspicuosly inconspicuous»). Pudo haberlo logrado alguna noche, o tal vez algunos momentos, durante su vida, que vivió como un sueño...

11 comentarios:

  1. Mencantó este post!! Coincido con el concepto de "percha"!! Sabias palabras....

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Patricia escribes muy bien y expones tus ideas claramente...Comparto plenamente tu filosofía del estilo...un beso, Juan

    ResponderEliminar
  3. Patricia que recomendas hacer en Punta del Este para semana santa?

    ResponderEliminar
  4. Es realmente notorio cuando el interior de una persona está debilitado,quebrado...por mas que el exterior lo dizfracemos con joyas,vestimentas de ultima tendencia,..al fin y al cabo resurge lo que nos sucede interiormente.
    Primero debemos mimarnos a nosotros mismo,levantar nuestra estima,nuestro ego,sentirnos maravillosamente bien y al fin ,todo lo que nos adorne el cuerpo será transmicion de nuestro bello interior.

    ResponderEliminar
  5. hola, patricia,
    La verdad toda una sorpresa, atras de las multiples fotos en sociales, hay mucho de mundo para comunicar y lo haces de una forma muy amena y cercana, me encanta tu blog ya lo abro siempre que puedo para ver novedades del lugar por donde andes. Un abrazo, y espero si algun dia te cruzo en punta o algun lugar poder hacer como tu delante de lucien freud, y saludarte!
    PD Tu si que tendrias que tener tu reality propio! Con una camara atras recorriendo todos los lugares a donde vas o en forma de periodistico de tendencias... algo de experiencia en camara tambien tenes!

    ResponderEliminar
  6. Buenisimo lo que publicaste y totalmente de acuerdo! Saludos y buen miercoles para todos! Alicia :)

    ResponderEliminar
  7. ME GUSTO MUCHISIMO..ME TOME EL ATREVIMIENTO DE LLEVARLO A MI MURO..GRACIAS LORENA POR COMPARTIRLO Y A PATRICIA,POR SUPUESTO,POR ESCRIBIRLO...LO MEJORRRRRRRRR

    ResponderEliminar
  8. Hola Patricia, me gustaria si podes, segun tu criterio, escribir sobre como tiene que estar un hombre bien vestido, tus opiniones son muy aacertadas y sinceras, por eso me gustaria tu opinion.

    ResponderEliminar
  9. Prometo ocuparme de el tema lo antes possible !!!

    ResponderEliminar
  10. Coincido plenamente Patricia! Yo antes de vestirme me veo siempre desnudo ante el espejo, porque siento que además de la ropa, la elegancia y el estilo tambien se llevan en la playa, la pileta... Invertir en una buena postura y cuidar nuestro cuerpo no cuesta nada$!

    ResponderEliminar
  11. Hola Patricia me llamo Martín tengo 30 años y no tengo nada que ver con el mundo de la moda pero siempre que veo tus fotos me detengo en mirarte me pareces una persona tan autentica que eso se relfleja en tu vestir y en todo lo que escreibis.nod ejes de escribir tu blog nunca!!!

    ResponderEliminar