miércoles, 6 de enero de 2010

Une Nuit à Phuket

Noche de fiesta en Punta del Este... y no una más!!!
Como todos los años, Chandon convocó al "tout Punta" con su tradicional fiesta de blanco.
Este año el lugar elegido fueron las instalaciones de un espléndido barrio cerrado, Pueblo Mío, en la ruta 104, km 5, detrás de Manantiales.
Invitados oficiales? 800
Colados? Incontables...
Desde siempre en Punta éste ha sido uno de los deportes favoritos de muchos: colarse en fiestas de las cuales todo el mundo habla y donde uno no está invitado...
Ya este año pasó en la de Shakira, en la del financista JP Bailey el 31 de Diciembre y en la de magnate libanés Laith Pharaon el sábado pasado.
Por eso las compañías que proveen seguridad acá tienen un trabajo de locos. Un ejercito de jóvenes de traje negro, corbata y auriculares, están en las puertas de las grandes fiestas e impiden el acceso a quien no tenga el famoso brazalete tipo precinto que permite el entrada al Paraíso...
Muchas veces hay peleas y hasta se llega a las piñas... pero todo eso hace a la mitología de este balneario, casi leyendario.
Pero volviendo a Pueblo Mío y a Chandon, la gran intriga estaba en la consigna de la invitación: "tenuta de rigor, todo blanco con un toque Thai."
Quedé perpleja... Qué detalle Thai?
Nunca fui a Thailandia y menos a Phuket, celebradísima playa del sudeste asiático. Lo único Thai que conozco es la comida... acaso debería ponerme un par de baguettes cruzadas en la cabeza?
Un amigo me llama a la 8 de la noche para decirme que el detalle thai tiene que ser naranja...
Naranja?
No se confundirá con la vestimenta de los monjes tibetanos secuaces del Dalai Lama?
Bueh... Ante la duda, un vestido largo blanco y oro de Marchesa me saca del apuro, al igual que un Azzaro bordado de piedras (para el caso, algunas naranjas) salva a mi hermana, mi mejor partner para este tipo de excursiones.
La fiesta estuvo muy buena... Estaban todos los amigos y los personajes de Punta: Franco Macri, Cristiano Rattazzi, Adolfo Cambiaso, Sebastián Eskenazi, un sinfín de modelos con piernas interminables, muchos hombres jóvenes apuestos y los últimos europeos que ya se están por volver a los fríos polares que azotan al viejo Continente. Además estaban todos los periodistas y fotógrafos uruguayos y argentinos que cubren la temporada.
Por supuesto, champagne à gogó, blanco y rosé, y mucha música, para mi gusto demasiado fuerte. Todos rigurosamente de blanco...
Ah, y el toque Thai? Algunos collares, chalinas de colores, camisas hindues, cada uno hizo lo suyo.

Pero en general, todo estuvo muy bueno. Casi imposible pensar en la crisis, en Yemén y la futura guerra, en las otras en curso, en el frío, en la gente que tiene que ir a pelear todos los días para ganar su pan cotidiano...
Tanto blanco me hizo pensar en los ángeles. En el fondo será este el Paraíso en Tierra...?
Tendrán razón los colados en hacer cualquier cosa para ingresar?
Volver a bajar a tierra para algunos es difícil.
Yo me fui temprano... como siempre.

3 comentarios:

  1. Estimada Patricia.
    Solo te conozco por las revistas, entonces en verdad, no te conozco.
    Pero el blog es una puerta a tu mundo, y me surge atractivo e interesante de recorrer.
    Persona que deja huellas, que no pasa inadvertida por el mundo y que puede aportar sus conocimientos y experiencias entre otras cosas.
    No dejes de incrementarlo, el blog, y te deseo un buen 2010.

    Sergio es mi nombre, nadie del otro mundo, más bien demasiado de este mundo, simple, sencillo, un admirador.

    Muchas Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Hola Patri, soy Paola de Mendoza, es my lindo tu blog, es como una ventana a lo que a muchas mujeres nos gustaría vivir, son muy interesantes tus experiencias. Tenés un estilo impecable, quisiera pedirte mas consejos de como lucir bien con prendas básicas que estén al alcance de cualquier trabajadora promedio.

    Besos

    ResponderEliminar