jueves, 12 de noviembre de 2009

Tiffany en París


Comida elegante en la residencia privada del embajador de los Estados Unidos para festejar los diez años de la apertura de la boutique Tiffany en París.
Maravillosa organización americana: obligatorio mostrar un documento de identidad para entrar en el increíble palacio del embajador, sobre el Faubourg St.Honoré, no lejos del Elíseo.
Horario: 19,30 hs. la llegada, 22,30 hs. la salida.
Cien invitados, ni uno más, ni uno menos.
Dos mesas paralelas, de 50 comensales cada una, decorada con el verde-agua pálido que es emblema de Tiffany, y centros de mesas con orquídeas blancas y candelabros de cristales, también signé Tiffany. Al igual que los cubiertos y el servicio de platos de porcelana. Porque Tiffany, además de ser una joyería, es sobretodo la casa que, desde el Presidente Lincoln en adelante, ha sido la proveedora de los servicios de mesa de la Casa Blanca y de todos sus Presidentes, según el embajador Rivkin nos ha contado en su amable discurso. Es entonces una colaboración muy cercana la que existe entre esta joyería americana y el Estado, representado por sus Presidentes.
La cena estuvo exquisita: soufflé como entrada (para 100 personas!!!) servido al mismo tiempo a todo el mundo por unos muy bien adiestrados valets. Y sinfonía de chocolate como postre.
Los invitados?
De todo un poco... algunas princesas, varios periodistas de renombre, como Claire Chazal  (la presentadora de las noticias en TF1), otros embajadores (el de Inglaterra me habló maravillas de cuando estuvo en BA), hombres de negocios, mannequins (como Farida), top-models de los años '80. Y muchos más...
Qué me puse?
Por supuesto, un conjunto Oscar de la Renta...What else?

1 comentario:

  1. please fotos de tu Oscar! Seguro la más mona de la fiesta!!
    Saludos desde Uruguay

    ResponderEliminar