lunes, 2 de noviembre de 2009

Halloween en New York



Este fin de semana New York estuvo ardiendo... puedo dar fe... de eventos... pero vamos por partes.
Como todos los años, en la noche del 31 de Octubre, se festeja Halloween o noche de Brujas y casi que es fiesta nacional en Estados Unidos. Halloween tiene su origen en la festividad celta de Samhain y en la festividad cristiana del Día de Todos los Santos. Los inmigrantes irlandeses trasmitieron versiones de sus tradiciones a América del Norte durante la gran Hambruna irlandesa de 1840.
La palabra Halloween es una derivacion de la expresion inglesa All Hallow's Eve, que significa en la víspera de todos los Santos. En un comienzo eran sólo los países anglosajones que la celebraban, después se popularizó en casi todos los países occidentales y hasta algunos orientales.
Como saben, para Halloween todo se tiñe de negro y naranja, los chicos recorren las casas al grito de Trick or Treat (dulce o truco) y hay fiestas de disfraces, hogueras, visitas a las casas encantadas, maratones de películas de terror y bromas de miedo por todas partes!
Ninguna ciudad vive Halloween como New York.
Desde mi llegada el sábado 31 a la mañana temprano, empecé a sentir el espíritu Halloween: el personal del aeropuerto estaba disfrazado de vampiros, brujas o calabazas, y eso que eran apenas las 6 de la mañana!!!
Las fiestas habían empezado ya el viernes de noche, y desde Septiembre abrieron en la Gran Manzana unos 725 "Pop-up Shops," especie de emporios temporarios que venden todo tipo de disfraces o juegos ligados a Halloween y que ya esta primera semana de Noviembre cerrarán sus puertas. Por qué? Obviamente por la crisis!!! Como muchas tiendas han cerrado este año en Manhattan, en vez de dejar los locales abandonados, prefieren alquilarlos por sólo dos meses. Pasará lo mismo con la Navidad.
En el Downtown vi muchisimos y me llamó el atención que las máscaras más populares hayan sido la de Maddoff y la de Michael Jackson... un preso y un muerto!!!!
La mejor tienda para comprar disfraces y maquillajes, dicho sea de paso, es Ricky's en Broadway.
Pero Halloween en New York es realmente divertida, todo el mundo se disfraza y ayer además el tiempo estuvo caluroso. Bajando por la Quinta Avenida hacia el edificio donde me alojé, a eso de las 5 de la tarde, el ambiente estaba fantástico con gente en esmoquin y traje largo, brujas y vampiros, o chicas vestidas de sadomasoquistas!!!
Mi sorpresa fue grandiosa cuando llegando enfrente a mi inmueble vi una multidud de gente parada, unos cuantos "trucks" de bomberos y ambulancias... Había un incendio!!! En un piso más bajo que el mío!!!
Ya estaban evacuando a todo el mundo, había gente descalza o recién salida de la ducha y a medio vestir, algunas desmayadas, y muchos, muchos bomberos que se parecían a Nicolas Cage y a John Travolta!!!
Los numerosos turistas tomaban fotos porque un incendio en el corazón de NYC no es cosa de todos los dias!! Oí a varios italianos, franceses o españoles llamar por celular a sus países de origen para compartir este momento de "fuego" con los compatriotas que no tenían la suerte de estar presenciando tal evento!!!
Me senté en los escalones de la Iglesia de St.Patrick, junto con los "mirones" por unas buenas tres horas admirando la eficacia de película de los norteamericanos frente a momentos dramáticos...
Hasta se crearon amistades con los otros rescatados del edificio, en la misma situación que yo...
Al cabo de unas horas, el capo de los bomberos, transpirado, con su increíble traje, nos autorizó a volver a subir a los departamentos: quedó sólo un poco de olor a plástico quemado y las instalaciones eléctricas dañadas...
Pero qué aventura inolvidable!!!
Esta mañana se corrió bajo una leve llovizna la ING Marathon de New York: 42 kilómetros desde Staten Island a Central Park y 40.000 participantes. Por lejos, la más popular del mundo!!!!
Para variar ganó un etíope, Meb Keflezighi (aunque naturalizado americano) en la competencia masculina, y otra etíope (etíope verdadera!) en la femenina.
Es un hecho: el año que viene corro yo también. Empiezo a entrenar ya, bajando lo más rápido posible los 25 pisos de mi inmueble neorquino.
Nunca se sabe... donde hubo fuego...


No hay comentarios:

Publicar un comentario