lunes, 19 de octubre de 2009

Agatha en BA


Recién vengo de ver el desfile de Agatha Ruiz de la Prada en la Embajada de España. Es la primera vez que la diseñadora viene a la Argentina y presenta su colección.
Y la verdad es que volví de muy buen humor!!!
Varias son las razones:
Primero, el lugar estaba divino: la puesta en escena, la pasarela, las luces... todo orquestado por la revista Para Tí, que es una de las anfitrionas de Agatha en BA. Entre público, muy selecto, de solamente 300 invitados ("trier sur le volets") había bellas modelos, actrices, socialites, creadores de moda y demás curiosos por ver lo que se hace "afuera".Segundo, la buena onda de Agatha, que parece un Peter Pan con pollera, es maravillosa y eso se refleja en su ropa, llena de colores, de rayas, de lunares y de corazones, y en la manera de desfilar de las modelos (seguramente coordinadas por Agatha y su staff): ¡todas sonrientes!


Agatha Ruiz de la Prada es una aristócrata española que hace varios años deslumbra las pasarelas europeas con su estilo colorado. Está en pareja hace añares con el dueño del diario "El Mundo", pero a pesar de tener todo a su alcance, ha trabajado duro para imponer sus ideas sobre la moda, y sobre todo, su visión filosófica: el imperio de lo creativo y lo positivo por encima de lo demás.
Es posible encontrar su sello también en objetos de decoración, teléfonos, juegos infantiles y alfombras...
A la Argentina vino además a presentar su sexta fragancia, "Oh la lá", que ya por su nombre es todo un programa!!!

Les voy a contar una anéctoda: yo a Agatha la conozco de París. A diferencia de los que toman aviones privados y no cuidan el medio ambiente, hace pocos meses me tocó coincidir con ella en un vuelo de París a Milán en EasyJet, que es una compañia low-cost, con tarifas baratísimas para los traslados entre capitales europeas (de hecho, ese trayecto me salió 39 euros!). Yo iba viajando junto a una prima política mía, que es duquesa y para colmo, tiene un castillo! Las tres logramos sentarnos en la primera fila del vuelo, lo cual fue toda una hazaña, ya que los asientos en estas aerolíneas no están asignados.
Era de mañana tempranísimo y estábamos tan dormidas que creo que apenas nos saludamos.
¿Pueden creer que lo primero que me dijo Agatha hoy fue que recuerda ese vuelo y cómo yo, al aterrizar en Milán, me cambié mis cómodas y adoradas Havaiianas por unos tacos Louboutin? Y para colmo lo contó delante de las cámaras de Canal 13!!!
Bueno, así es Agatha, pura chispa, simpatía y con una personalidad sobresaliente!!!
Espero que le vaya bien en la Argentina y ojalá que la sepamos valorar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario