lunes, 21 de septiembre de 2009

Camden Market

Fashion week en Londres. Tiempo estupendo. 22°C. Vale la pena pues cruzar la Mancha con el Eurostar por el fin de semana: dos horas 15 minutos de súper velocidad y, al llegar, encima hay una hora menos ya que Inglaterra tiene un huso horario diferente al del resto de Europa (diferentes en todo los ingleses!!!).
Y ya que estamos, por qué no visitar un lugar hasta entonces desconocido para mí: Camden Market.
Después de pasearse por allí, uno descubre muchas cosas sobre Inglaterra.
Para empezar, que es un país totalmente libre en lo que se considera estilo, moda y fashion.
No hay límites ni prejuicios.
¿Querés teñirte el pelo de rosa fucsia? Why not. ¿Y encima sos hombre? ¡Qué importa! ¿Querés hacerte un piercing en la punta de la naríz? ¡Adelante!
¿Acaso no es esto fantástico?
Camden Market queda al norte de Londres, se inauguró en 1974, con la apertura del Camden Lock, y es un laberinto de tiendas, stands de comidas de todo el mundo, lugares para tatuarse o hacerse piercing y puestitos para comprar las cosas más disparatadas, como zapatos con plataforma y tacos de 25 cm!!! Pelucas verdes, remeras con la bandera inglesa y tazas, platos, cuadros y almohadones están a la orden del día.
Y sombreros...!!! Los ingleses los aman y no tienen ningún reparo en usaros: sombreros de cowboy, de copa para casamientos, de estilo, à la Pete Doherty, borsalinos, con tocados de flores...
En cuanto a la ropa, se puede encontrar desde trajes árabes para la danza del vientre hasta burqas.
¡El regateo es peor que en un souk de Marrakech!
Así es Londres, un bouillon des cultures, donde cada uno convive pacíficamente con sus costumbres, sus usos y sus ropas.
Ahora entiendo de dónde John Galliano, Stella McCartney y sobretodo Alexander McQueen sacan sus ideas: de lugares como Camden Market. Ya no vale la pena ir a los desfiles de la London Fashion Week... Creo que ya me vi todo...


Haciendo shopping en Camden Market

PD1: En el tren de vuelta, leí (mejor dicho, me devoré...) Mauvaise Fille, de Justine Levy. ¡Qué libro fantástico! Adoré la manera de mostrar su alma, su dolor, sus miedos, es decir, su forma de sacar las tripas para afuera sin ningún tabú. ¡Qué talento!

PD2: Ahora espero dos cosas...
1. Que Justine gane en noviembre el Premio Goncourt de Literatura, para el cual está nominada y que es el más importante de Francia.
2. Que la traducción al español salga a la venta en la Argentina lo antes posible, para que ustedes también lo puedan leer.

3 comentarios:

  1. Ahora entiendo la foto con los zapatos que lucía Victoria Beckham.

    ResponderEliminar
  2. Estimada Patricia, de casualidad encontré tu página a través de la revista Gente, la cual no compro con asiduidad, y he tenido una grata sorpresa al descubrir tu blog, ya que desde hace 30 años viajo anualmente a Europa, sobre todo Paris, Roma Y Milano, y al leerte, siento como si estuviera compartiendo el viaje con una amiga que tiene los mismos gustos que yo, por ejemplo, Brasserie Lipp, Cova, etc.
    Para Pascua estaré viajando a esos lugares, y si podemos compartir información, ya que tengo una casa de venta de hilados, con mucho gusto lo haré contigo.
    Un saludo cordial, estando en contacto
    Eduardo Saquer, Milana Hilados, Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  3. Hola, yo estoy realizando una traducción del libro "mauvaise fille" al español, querría saber si sabes si hay alguna traducción del libro oficial dado que si existe mi trabajo no serviría para nada, ruego que por favor me responda a: albadolores@hotmail.com
    muchas gracias.

    ResponderEliminar